Competición
  • Amistosos
Amistosos
Panamá Panamá PAN

-

EAU EAU EAU

-

Montenegro Montenegro MON

-

Bielorrusia Bielorrusia BLR

-

Panamá Panamá PAN

-

Bolivia Bolivia BOL

-

Perú Perú PER

-

Chile Chile CHI

-

Picks Semana 6

Llegó la hora: Los pronósticos para la semana 6 de la NFL


Colin Kaepernick cambia de sede su entrenamiento

Tom Brady después del partido frente a Colts
Adam Glanzman AFP

A pesar de que cada año la NFL promete brindarnos algo nuevo, hay cosas que simplemente nunca cambian.

Peyton Manning y Drew Brees siguen destilando humildad y clase incluso en los momentos en que eso es lo más difícil, los Falcons siguen encontrando maneras de desperdiciar a Julio Jones, Jon Gruden sigue viviendo de un Super Bowl que le dejó servido en la mesa Tony Dungy y las sospechas de que Jason Garrett sigue con trabajo por tener material comprometedor de Jerry Jones están más vigentes que nunca.

Pero no todo es estatus quo alrededor de la liga. A fin de cuentas siempre hay algo que encuentra la manera de sorprendernos, como el hecho de que los Bills tengan dos triunfos con un ataque a almohadazos ─tanto por lo inofensivo como por lo soporífero─, que los Raiders hayan permitido que Khalil Mack se marchara, y que los Browns no solo sean un equipo con aspiraciones, sino con un carisma que, innegablemente, te hace desear que le vaya bien.

La NFL es una liga única en lo referente al nivel de excitación que genera y a la competitividad que refleja en el emparrillado. Y a pesar de todo eso, está lejos de ser perfecta, en especial porque los que la manejan cada año encuentran la manera de hacerla menos perfecta, con cambios de reglas e interpretaciones que poco a poco le quitan la esencia.

Tal vez lo que estamos viendo nunca más volverá a hacer la boca sin dientes de Jack Lambert, los jalones de barra de Deacon Jones o los devastadores golpes a receptores indefensos de Jack Tatum, pero sigue siendo una liga divertida.

Tan divertido como haberle ganado otra semana a Iván. Vamos por otra.

Juego de la semana:

Chiefs en New England (-3.5): Para muchos, este podría ser un preámbulo de un juego a todo o nada en enero, para otros podría ser el simbólico cambio de estafeta generacional del viejo legendario a la joven maravilla. Para todos, este es un plato fuerte que debe disfrutarse al máximo.

Los Chiefs han ganado los últimos dos enfrentamientos entre ambos en campaña regular, con par de actuaciones de 40 puntos que cimbraron, en su momento, a toda la estructura de los Patriots. Este año, sobra decir, cuentan con las armas para brindar una actuación similar en el marcador de la mano de Patrick Mahomes y la segunda mejor ofensiva de toda la NFL.

El ataque de los Chiefs viene promediando 35 puntos por encuentro y entre sus actuaciones incluyen 27 puntos en Denver y 30 a la potente defensiva de los Jaguars en camino a un inicio invicto. Sin embargo, son estas alturas de la temporada en las que Andy Reid cambia su libro de jugadas por el menú de McDonalds y donde, irremediablemente, su gran inicio comienza a desvirtuarse. Ha sucedido antes y no hay motivos para pensar que puede volver a pasar.

Los Patriots, que históricamente tienen inicios flojos para sus ridículos estándares de éxito que se extienden durante casi dos décadas, comienzan a entrar en ritmo. Ya son dos juegos seguidos de 38 puntos y 440 yardas y Bill Belichick debe tener una o dos sorpresas preparadas para el joven Mahomes.

Incluso si Belichick es incapaz de frenar a Mahomes ─nadie lo ha hecho hasta ahora a fin de cuentas─ Tom Brady comienza a hacer click con Josh Gordon y recuperó a Julian Edelman inyectándole nueva vida al ataque y quitándole, al menos ocasionalmente, la doble marca a Gronkowski. Eso y una ofensiva de control de balón con Sony Michel y el versátil James White deben ser suficientes para que los Patriots dicten el ritmo del encuentro.

Para los Patriots va a ser fundamental resistir de pie los primeros golpes y ponerle a Mahomes la presión, especialmente mental, de tener que ejecutar a la par de Brady, habrán ganado el juego. Esa es mi apuesta. Patriots 34-31 Chiefs.

El seguro de la semana:

Cardinals en Minnesota (-10.5): El siguiente programa puede contener escenas violentas y material sexual gráfico. Se recomienda discreción. Vikings 33-14 Cardinals.

La sorpresa de la semana:

Steelers en Cincinnati (-2.5): Pittsburgh ha ganado nueve de los últimos 10 ante los Bongos. Después del domingo serán 10 de los últimos 11. Steelers 32-24 Bengals.

Los TurboPicks:

Eagles (-3) en N.Y. Giants: Originalmente me iba a ir con la fácil, después me acordé que ese no es mi estilo. Giants 28-24 Eagles.

Buccaneers en Atlanta (-3.5): Tengo un Playmobil pirata que comanda más respeto que los Bucs. Falcons 33-23 Buccaneers.

Chargers (-1) en Cleveland: Nadie se ve bien recién salido de la cama, el domingo el juego es a las 9:00 hora de Los Ángeles, buena suerte Bolts. Browns 27-24 Chargers.

Seahawks (-3) en Oakland: Si los aficionados en Londres quisieran ver un juego de pocas anotaciones, muchas entradas sucias y un pésimo arbitraje verían la Premier. Seahawks 27-20 Raiders.

Bears (-3) en Miami: El domingo en CSI, capítulo de estreno: El día en que Tannehill conoció a Mack. Bears 23-17 Dolphins.

Colts en N.Y. Jets (-2.5): La mamá de Homero Simpson los abandonó mientras Abe veía el Super Bowl III entre estos dos equipos. Yo también abandonaría a mi familia antes que ver este juego. Colts por 26-20 Jets.

Panthers en Washington (-1): Cuando los mediocres se encuentran, no hay más opción que ir con el mediocre que juega en casa. Redskins 24-23 Panthers.

Bills en Houston (-1): Gane quien gane perdemos tres horas. Texans 20-13 Bills.

Rams (-7) en Denver: La línea de -7 sugiere que Las Vegas sabe que Kupp o Cooks o ambos estarán disponibles. Suficiente para mí. Rams 31-21 Broncos.

Jaguars (-3) en Dallas: En una de esas los Cowboys terminan con puntos negativos. Jerry extiende el contrato de Garrett por cuatro años el finalizar el juego. Jaguars 23-10 Cowboys.

Ravens (-3) en Tennessee: Baltimore tiene buena defensiva, Titans tiene pésima ofensiva. No se necesita ser científico de cohetes. Ravens 23-16 Titans.

49ers en Green Bay (-9.5): Los Niners necesitan otra gran actuación de Mason Crosby, y aun así será difícil. Packers 28-16 49ers.

Se quedan a lavar platos: Lions (2-3) y Saints (4-1).

La Apuesta de DeTocho:

Jaguars -3

Viking-Cardinals Under de 43

Steelers-Bengals Over de 53

Semana 5: 11-4

En la temporada: 49-29

Carrera de picks: DeTocho: 57-29 Iván: 53-32