Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
  • Liga Chilena

Philadelphia Eagles

El Este de la NFC maquilla la crisis de los Philadelphia Eagles

El Este de la NFC maquilla la crisis de los Philadelphia Eagles

JEFF ZELEVANSKY

AFP

Los campeones ya igualaron su total de derrotas de la temporada pasada, pero dado el estado de la división, podría no importar.

Estados Unidos Actualizado:

Cuando uno tiene una resaca no se ve bien, no actúa bien y por más que se intente ocultar, la verdad resulta inevitable. Los campeones Philadelphia Eagles tienen resaca.

Con su derrota del domingo en casa ante los Vikings, los Eagles suman dos reveses consecutivos y han perdido dos de los tres partidos desde que colocaron a Carson Wentz detrás del centro. Más importante aún, ya igualaron su total de encuentros perdidos de la temporada pasada, y considerando el estado actual del equipo, no serán los últimos.

Es fácil detectar el punto débil en el equipo luego de cinco jornadas: Un ataque incapaz de poner puntos suficientes en el marcador. El regreso, tal vez prematuro de Wentz y la salida del coordinador Frank Reich para convertirse en el head coach de los Colts han cobrado su factura en un conjunto que no ha rebasado los 23 puntos en ningún encuentro esta temporada.

Wentz ha tenido sus problemas, en parte por la inseguridad natural que viene con una operación de ligamentos y en parte por la fragilidad de una línea ofensiva que le ha causado 12 capturas en tres partidos. Pero esas no son las únicas deficiencias de los Eagles, vamos, es posible que ni siquiera sean las más importantes.

Equipado con un sólido grupo de receptores, en especial ahora que ya volvió Alshon Jeffrey, e incluso si las normas actuales de la NFL dictan un promedio de 38 pases por juego, siempre se necesita el respaldo del ataque terrestre y en este momento los Eagles no lo tienen… ni lo tendrán a corto plazo.

Jay Ajayi, Corey Clement y Wendell Smallwood se combinan para un total de 446 yardas luego de cinco fechas y como unidad, Philadelphia está justo a mitad de la tabla con un promedio de 110 por encuentro. La situación solo promete empeorar ahora que Ajayi quedó fuera todo el año por un desgarre en los ligamentos de la rodilla.

Una ofensiva inoperante que dio dos pasos atrás respecto a los 28.5 puntos en promedio que anotó la temporada pasada, se ha vuelto un lastre y no un lujo para una defensiva que llega agotada al último cuarto, lo que explica la terrenal marca de 2-3 de los campeones.

Sin embargo, los Eagles están muy lejos de apretar el botón del pánico. A pesar del flojo inicio, solo están medio juego detrás del líder del Este de la NFC, Washington, y aún no juegan un solo partido divisional. Prácticamente no han perdido terreno en ese sector.

Además, tienen los fondos disponibles y los activos suficientes para concretar un cambio que cubra la ausencia de Ajayi, el vicepresidente de operaciones Howie Roseman ya demostró que no tiene miedo de jalar el gatillo en un canje y podría hacerlo de nuevo, ya sea para suplir a Ajayi _ a quien adquirió en un cambio la temporada pasada _ o cualquier otro punto vulnerable.

Pero tal vez lo que más optimismo les dé es que sus tres derrotas han sido por un total de 11 puntos, lo que significa que han tenido una clara oportunidad de revertir el resultado en cualquier punto del partido.

No lo han hecho, porque tienen resaca.

0 Comentarios

Normas Mostrar