Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
  • Liga Chilena
Liga Mexicana - Apertura

NFL

Mike Tomlin está muy en…ojado con el arbitraje

Mike Tomlin cruzado de brazos

Joe Sargent

AFP

El coach de los Pittsburgh Steelers no se guardó nada al hablar de las cebras.

Después de que su equipo dio su mejor juego de la temporada y dejó entrever que, después de todo, hay esperanza en Pittsburgh, Mike Tomlin continuó dando pasos en la dirección correcta durante la conferencia de prensa.

El coach de los Steelers no se guardó nada al hablar de las cebras, diciendo lo que todos piensan con frases como “algunos de esos castigos son una broma” y “estoy muy en…ojado al respecto para ser sincero”.

Después de una actuación redonda en un triunfo contundente de 41-17 sobre Atlanta que lleva a Pittsburgh hacia la luz, Tomlin no tenía ningún motivo en particular para hablar del arbitraje. Pero lo hizo, primero porque todo lo que dijo es cierto, y segundo para respaldar a sus jugadores.

Las declaraciones de Tomlin no tienen mucho que ver con el hecho de que Pittsburgh haya sido víctima de 49 castigos para 450 yardas en los primeros dos juegos, sino que están más relacionadas con el criterio en general de la liga, que el domingo resultó en dos llamados cuestionables contra Pittsburgh.

Primero, T.J. Watt fue castigado por rudeza al pasador por un golpe bajo a Matt Ryan, un golpe que a todas luces Watt evitó dar, haciendo todo lo posible para minimizar el inevitable impacto sin arriesgar una lesión. Poco después, Jon Bostic fue castigado por intentar levantarse, así de sencillo.

Suena ridículo, pero alguien tenía que decirlo. Y fue bueno que haya sido Tomlin.

Tomlin no es un personaje más al hablar sobre las retorcidas reglas y criterios que le están exprimiendo lentamente la vida al deporte, es un miembro del comité de competencia y es el entrenador en jefe en una de las franquicias más influyentes (sino es que la más) en las oficinas de la liga. Cuando alguien en Pittsburgh habla, Roger Goodell escucha.

Además, al arriesgar una multa ─como es la norma cuando alguien se mete con las sagradas cebras─ Tomlin también envió un sutil mensaje a una defensiva que merecía ser recompensada por la sólida actuación del domingo ante Ryan, Julio Jones y compañía: “Yo les cuido la espalda”.

El hecho de que Tomlin esté dispuesto a arriesgarse a una multa con tal de defender a sus jugadores, sin duda es una señal de que el vestidor de Pittsburgh retoma la tranquilidad después de un inicio turbulento, por decir lo menos.

Es un buen mensaje de Tomlin, en un buen momento. Sin embargo, las posibilidades de que sus palabras tengan eco y resulten en un cambio en los criterios de marcación, son prácticamente nulas

0 Comentarios

Normas Mostrar