NFL

Lo mejor y lo peor de la semana 5 de la NFL

Tom Brady celebra anotación

Maddie Meyer

AFP

La temporada avanza más rápido que Tyreek Hill en campo abierto, y eso no es una buena noticia para nadie.

En un abrir y cerrar de ojos, la temporada está por concluir su quinta semana. Cinco domingos en donde los equipos han pasado de una inminente crisis a candidatos potenciales, aspirantes que se han convertido en una sombra y en una sorpresa tras otra.

Para ponerlo de otra forma, solo hay dos constantes en la actual temporada y están personificadas en los únicos equipos invictos hasta el momento: Rams y Chiefs, quienes aprobaron sus exámenes más complicados a la fecha.

A pesar de su dominio, lo mejor de la semana no va a Los Ángeles o Kansas City, y no por falta de méritos. Sino a un equipo y un jugador que han demostrado una y otra vez que prosperan cuando miran a la adversidad a los ojos: Los Patriots.

El pánico desatado después de un inicio de 1-2 estaba más relacionado con la actuación de una anémica ofensiva que con el récord en sí. Después de dos semanas consecutivas de 38 puntos, Tom Brady, Bill Belichick, Josh McDaniels y el resto de los Patriots pueden dormir más tranquilos.

El par de triunfos consecutivos que colocó a los Patriots nuevamente por encima de .500 no resuelve de inmediato todas sus carencias pero sin duda les da tiempo para resolverlos con más calma.

A pesar de que el par de dominantes actuaciones fue ante Dolphins y Colts, a los que nadie va a confundir pronto con los Steelers de los 70, sin duda es un despliegue dominante en un momento más que oportuno.

Más importante que los puntos en el marcador son, el regreso del confiable Julian Edelman, quien de inmediato le cambió la cara al ataque de los Patriots, proporcionándole a Tom Brady, al fin, un blanco confiable, y la rápida conexión que han logrado Brady y Josh Gordon, beneficiario del touchdown 500 en la carrera del legendario quarterback.

Los Patriots pondrán a prueba su renovado ataque en un duelo estelar ante los Chiefs la próxima semana.

Lo peor de la semana

Es difícil encontrar a alguien que haya tenido un peor día que Mason Crosby, quien falló cuatro intentos de gol de campo y un punto extra en la derrota por ocho puntos de los Packers ante los Lions.

Pero, sorpresivamente, un mal día no es suficiente para arrebatarle lo peor de la semana a la ofensiva de los Dallas Cowboys.

Luego de cinco semanas, solo Cardinals y Bills tienen menos puntos en promedio que los Cowboys, pero nadie esperaba absolutamente nada de ellos. Es por eso que tienen quarterbacks novatos y marcas perdedoras.

Con Dallas, las expectativas siempre son altas y, sobra decir, no las están cumpliendo.

Por tercera vez en la campaña, no rebasaron las 300 yardas totales. Por cuarta ocasión en la campaña no sumaron más de 21 puntos. En sus tres derrotas del año, promedian 12.3 puntos por encuentro. Eso no es suficiente cuando se cuenta con Zeke Elliott y Dak Prescott.

Punto.

0 Comentarios

Normas Mostrar