Liga Colombiana II

Semana 5

Steelers y Falcons luchan por lo mismo: rescatar la campaña

Matt Ryan es tackleado por Jason Worilds

Curtis Compton

AP

Ambos tienen estupendos ataques aéreos y muchos problemas a la defensiva; el derrotado comprometerá sus aspiraciones de jugar postemporada.

Cuando se reveló el calendario 2018, se suponía que el duelo entre Falcons y Steelers involucraría a dos contendientes y no a un par de equipos desesperados que tratan de rescatar la campaña en la Semana 5.

Pero ese es el caso de Atlanta (1-3) y Pittsburgh (1-2-1), que buscan la manera de remediar sus problemas defensivos para poder aspirar a un lugar en la postemporada.

La defensa de los Falcons acepta en promedio 403 yardas y 30.5 puntos por juego; la de los Steelers, 420.5 y 29, respectivamente.

Tenemos que salir de ahí rápidamente”, dijo Mike Tomlin, coach de los Steelers. “Tenemos que hacer un mejor trabajo al comenzar los juegos en ambos lados del balón”.

“Creo que el tacleo es lo más importante”, mencionó Dan Quinn, coach de los Falcons. “Fallamos menos de 10 tacleadas [contra Cincinnati] y esa parte del juego mejoró”.

Ciertamente, la ofensiva no es parte del problema de Atlanta. Matt Ryan ha completado 68.3% de sus envíos para 1,316 yardas, con 10 touchdowns y sólo dos intercepciones, ninguna de ellas en las derrotas ante Saints y Bengals. Su rating de 114 puntos es el quinto mejor de la NFL.

Ryan podría tener otro buen juego ante una defensiva de Pittsburgh que ha permitido 449, 455 y 451 yardas en las tres semanas más recientes. Los receptores Julio Jones y Calvin Ridley van a mantener muy ocupados a los cornerbacks Joe Haden y Artie Burns.

Además de Haden y Burns, la defensa de Pittsburgh tiene talento, con jugadores como los linebackers T.J. Watt y Bud Dupree, y el tackle defensivo Cam Heyward, pero sólo ha habido chispazos y no consistencia.

A la ofensiva, los Steelers tratan de encontrar una manera de reemplazar a Le’Veon Bell, quien, según reportes, reportará con el equipo hasta la Semana 8, frustrado por su situación contractual.

Por el momento, el titular en el backfield es James Conner, quien después de un juego de 135 yardas en Cleveland en la Semana 1, suma 97 el resto de la campaña.

Con un ataque terrestre limitado, Ben Roethlisberger es el segundo quarterback de la liga que más pases ha intentado, con 186 después de cuatro semanas, sólo detrás de los 189 de Kirk Cousins (Vikings).

Antonio Brown y JuJu Smith-Schuster son quizá la mejor pareja de receptores de la liga, pero Brown suma apenas 272 yardas y no ha ocultado su frustración tras el mal arranque de su equipo.

Hemos visto tantas cosas en los últimos nueve años”, dijo Roethlisberger. “Es difícil mostrar algo diferente. Creo que debo jugar mejor para mejorar sus números, lo que a su vez nos ayudará a ganar”.

Tomlin confía en que Brown y el “Big Ben” pronto encontrarán el ritmo al que nos tienen acostumbrados.

He visto a ese tándem a lo largo de los años. Encontrarán el ritmo. Anticipo que sucederá. Será el tándem formidable que siempre ha sido”.

Y ese ritmo podría reaparecer ante una golpeada defensa de Atlanta.

El tackle defensivo Grady Jarrett se lesionó el tobillo en la derrota ante Cincinnati, y los Falcons tuvieron que firmar al veterano Michael Bennett.

Si Jarrett no puede jugar el domingo en Pittsburgh, se unirá a Keanu Neal, Ricardo Allen y Deion Jones en las bajas defensivas de Atlanta.

En sus cinco duelos más recientes contra rivales de la NFC en casa, Roethlisberger ha pasado para 1,660 yardas (332 por juego), con 14 touchdowns y 3 intercepciones. Pittsburgh, que recibe a Atlanta por primera vez desde 2010, lidera esta serie 13-2-1, incluidos triunfos en los dos juegos más recientes.

0 Comentarios

Mostrar