NFL

PolemicAS: Ryan Fitzpatrick tiene la mano caliente en Tampa Bay

PolemicAS: Ryan Fitzpatrick tiene la mano caliente en Tampa Bay

Mike Ehrmann

AFP

El veterano de 37 años de edad ha roto varios récords con sus actuaciones en las dos primeras semanas; Jameis Winston está destinado a la banca

Cuando se hizo oficial que Jameis Winston sería suspendido tres juegos tras haber agredido físicamente a una conductora de Uber hace un par de años, los Buccaneers sabían que estaban obligados a iniciar la campaña 2018 con Ryan Fitzpatrick como quarterback titular.

El récord de 48-70 previo a la temporada no era precisamente un motivo para ilusionarse, pero Fitzpatrick dio en 2017 algunas señales de lo que podría lograr este año.

En tres juegos como suplente de Winston, Fitzpatrick, de 37 años de edad, pasó para 745 yardas, con 3 touchdowns, una intercepción y triunfos sobre Jets y Miami la campaña pasada.

Además, su rating de 103.0 en el cuarto periodo fue el cuarto mejor de la liga, sólo detrás de Russell Wilson, Aaron Rodgers y Drew Brees.

Entonces vino la temporada 2018 y ese primer partido en New Orleans, en el que Fitzpatrick lanzó cuatro pases de touchdown y Tampa Bay dio una de las primeras grandes sorpresas del año al vencer como visitante a un contendiente en la NFC.

Pero eso no era todo. En la Semana 2, “FitzMagic”, contra los campeones Philadelphia Eagles, completó 27 de 33 (81.8%) para 402 yardas (12.18 yardas por intento), con cuatro touchdowns, una intercepción y rating de 144.4 puntos.

Lo que ha logrado en 14 días no es poca cosa. Fitzpatrick se convirtió en el tercer jugador en la historia de la NFL que lanza al menos cuatro pases a las diagonales en los primeros dos partidos de la temporada, uniéndose a Patrick Mahomes (2018) de Kansas City y Drew Bledsoe (1997) de los Patriots.

También igualó a Tom Brady (2011) y Cam Newton (2011) como los únicos quarterbacks con al menos 400 yardas en los dos primeros partidos de una campaña, y el primero con juegos consecutivos de 400 yardas desde Philip Rivers en 2013.

“Bueno, sus números están fuera de este mundo”, reconoció el coach de los Buccaneers, Dirk Koetter. “Nuestro equipo está jugando bien. Nuestro equipo está haciendo algo que no muchos pensaron que podíamos hacer”.

Con Fitzpatrick en los controles, el ataque de Tampa Bay luce imparable: es el primero de la NFL con promedio de 482.5 yardas por partido, y también es la mejor ofensiva aérea, con 405 yardas por juego.

En la NFL, algunos coaches dicen que “si tu quarterback tiene la mano caliente, no hay necesidad de cambiarlo”.

“No voy a entrar a ese tema porque nos preocuparemos de eso cuando llegue el momento”, atajó Koetter, cuando se le preguntó qué haría cuando Winston cumpla con sus tres juegos de suspensión. “En este momento, comenzaremos a trabajar para el juego contra Pittsburgh y eso es todo lo que importa en este momento. Todo lo demás está en el futuro”.

Son apenas dos semanas, pero los Bucs de “FitzMagic” parecen contendientes en la Conferencia Nacional, algo que Winston (18-27) no ha logrado en tres años al frente del equipo.

En 2015, su primer año con los Jets, Fitzpatrick jugó los 16 partidos del calendario regular y terminó con 3,905 yardas, 31 touchdowns y 15 intercepciones.

Cierto, se quedó corto y no pudo clasificar a los Jets a los Playoffs, pero con los Buccaneers su arsenal es más completo, con Mike Evans (17 recepciones, 230 yardas y 2 touchdowns), DeSean Jackson (9-275-3), Chris Godwin (8-97-2) y el tight end O.J. Howard (5-150-1).

Cuatro de sus 8 pases de touchdown han sido de más de 50 yardas, con lo que empató al legendario quarterback de los Jets, Joe Namath (1972).

“Creo que debemos ser humildes”, dijo Fitzpatrick después de su increíble actuación ante los Eagles. “Tenemos que estar seguros que sabemos cómo lidiar con el éxito y esas cosas. No podemos cambiar”.

Los Bucs han cambiado gracias a su nuevo líder.

Jameis Winston, acostúmbrate a la banca.

 


 

0 Comentarios

Normas Mostrar