Competición
  • Champions League

MÁS DEPORTE

¿Quién es Eliud Kipchoge, el atleta que pulverizó el récord de maratón?

Eliud Kipchoge, Kenia

FABRIZIO BENSCH

REUTERS

El keniano había sido medallista olímpico en los 5,000 metros planos. Después de quedar excluido del equipo de su país en 2012, se dedicó a las carreras de fondo.

Estados Unidos

Al cruzar la línea de meta, vigilado por la Puerta de Brandeburgo y miles de aficionados boquiabiertos, Eliud Kipchoge había hecho historia. El primer ser humano en correr los 42 kilómetros y 195 metros del maratón por debajo de las dos horas y dos minutos: dos horas, un minuto y 39 segundos. Lo inaudito. El keniano, campeón olímpico de la misma prueba en Río 2016, rebajó, pulverizó, destrozó la marca anterior, conseguida por su compatriota Dennis Kipruto Kimetto en 2014; también en Berlín, también con la Puerta de Brandeburgo como testigo. Berlín, tierra de hazañas. Es la máxima mejora respecto a una marca anterior desde 1967 en cualquier disciplina medida conforme al tiempo. Y la vez que un atleta ha estado más cerca de conseguir una quimera, un imposible, una barrera que, hasta ahora, se antojaba insuperable: un maratón en menos de dos horas. ¿Será ése el siguiente paso de Eliud Kipchoge?

La carrera suprema del atletismo no fue la primera aspiración de Kipchoge, quien comenzó su trayectoria como atleta en las pistas de tartán. Graduado de la Kaptel Secondary School, integró los equipos juveniles de Kenia en los Campeonatos de 2002 en modalidad Cross Country. Su irrupción llegó en 2003, en los Mundiales de París de la IAAF (Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo, por sus siglas en inglés), donde se consagró como campeón del orbe en los 5,000 metros planos al superar a dos leyendas de la prueba: el etíope Kenenisa Bekele, futuro campeón olímpico y poseedor del récord mundial en la distancia, y el marroquí Hicham El Guerrouj. El mismo tridente acaparó el podio en los Juegos Olímpicos de Atenas, un año después. Pero el orden fue distinto: El Guerrouj obtuvo el oro, Bekele reportó la plata y Kipchoge se conformó con el bronce. 

Berlin Marathon

Su ascenso continuó. Plata en los Mundiales de Osaka en 2007 y en los Juegos de Pekín, un año después. Fue Bekele quien reclamó el primer lugar, ahora. Sin embargo, falló en su clasificación a los Mundiales de 2009, al terminar en noveno en su heat clasificatorio de 3,000 metros. Los Campeonatos de aquel año fueron, precisamente, en Berlín; derrota y gloria. El bache, sin títulos mayores y apariciones en eventos de Cross Country, lo marginaron del equipo keniano de pista de cara a los Juegos de Londres. El tartán no era más lugar para él. 5,000 metros eran muy pocos. Cambió a los medios-maratones y, en 2013, debutó en la mítica prueba, mito griego: ¿dónde más? Claro, en Berlín. Su segundo lugar, con un asombroso tiempo de dos horas, cuatro minutos y cinco segundos, fue el quinto más rápido de toda la historia. Solo Wilson Kipsang Kiprotich, compatriota suyo, cruzó la meta por delante de él; también con récord mundial: un bestial 2:03:23 que un año después rompería Kimetto. Fue la última vez que Kipchoge cedió un maratón. Desde entonces, ha ganado todos: Chicago (2014), Berlín (2015, 2017, 2018), Londres (2015, 2016, 2018) y Río de Janeiro (2016), el oro olímpico que le había sido esquivo en el tartán.

¿Cuál será el siguiente paso de Kipchoge? ¿Las dos horas? ¿Refrendar el campeonato olímpico en Tokio? A saber, cada paso que da, aún más rápido, es hacia la inmortalidad.

0 Comentarios

Normas Mostrar