Competición
  • Champions League
  • MLS
  • Copa Libertadores

Brasil

¿Qué fue de Adriano? El ‘Emperador’ que perdió su reino

Promesa del fútbol brasileño, un jugador completo, envidiable y codiciado en su momento por los grandes del mundo. Hoy el fútbol ya es parte de su pasado

Getty Images

Promesa del fútbol brasileño, un jugador completo, envidiable y codiciado en su momento por los grandes del mundo. Hoy el fútbol ya es parte de su pasado

Estados Unidos

Lo llamaban el heredero de Ronaldo Nazario después de deslumbrar al mundo con sus goles, potencia física y una educada zurda. Estuvo en la élite del fútbol mundial y por algún tiempo jugó a su máximo tope futbolístico. Hablamos de Adriano Leite, mejor conocido como ‘El Emperador’.

Comenzó su carrera jugando en el Flamengo de su natal Brasil pero rápidamente daría un salto de calidad al llegar a la Serie A para enfundarse en los colores del Inter de Milán.

Con la escuadra nerazzurra vivió sus mejores momentos dentro del profesionalismo: conquistó 3 Serie A, 2 Copas de Italia y 3 Supercopa de Italia. Como compañeros tuvo a genios como Javier Zanetti, Zlatan, Hernán Crespo, Vieri y Sebastián ‘La Brujita’ Verón.

“Nadie podía quitarle la pelota, era un animal. Jugué con grandes campeones, pero con él sentí que podía jugar por muchos años, ya que con Adriano me sentí cómodo”, dijo hace unos meses Zlatan Ibrahimovic.

Sin embargo, en 2004 la carrera del delantero brasileño daría un giro de 180 grados. Un día recibió una llamada crucial, que le cambiaría por completo la vida. Su padre había muerto y de inmediato comenzó a llorar desconsoladamente. Cuenta el ‘Pupi’ Zanetti que jamás pudieron sacarlo de su depresión, por lo que, por ende, su carrera fue también en declive.

“Le vi llorar, tiró el teléfono y comenzó a gritar que no era posible. Desde esa llamada no volvió a ser el mismo. No le sacamos de la depresión”, dijo el defensa argentino, quien en aquel entonces compartía vestidor con el talentoso ariete brasileño.

Aquella bestia de 1.89 metros de estatura y un físico envidiable estaba destrozada, insegura… incluso el Inter de Milán le brindó ayuda psicológica pero los intentos fueron nulos. Aunado a esto, tuvo problemas con Mourinho y faltas disciplinarias que lo afectaron con la institución, como su falta de control con el alcohol.

Adriano decidió regresar a Brasil, donde tuvo una segunda etapa con el Flamengo y dejó una cifra de 24 goles en 48 partidos. Fue segundo aire pero esto sería lo último que veríamos de él. En adelante su carrera iría en picada (siempre con el dolor por la pérdida de su padre) y pese a recibir otra oportunidad en Europa con la Roma, jamás volvió a ser el mismo.

En 2016 decidió irse al fútbol de Estados Unidos con el Miami United F.C. de la Cuarta División, franquicia de la cual sería accionista, pero su lapso ahí sería efímero, el adiós definitivo de las canchas.

Estuvo desaparecido del plano futbolístico un año, hasta que en 2017 trató de regresar a las canchas y prometió ponerse en forma. No obstante, sus deseos quedaron solo en eso.

Actualmente vive en Brasil y en su cuenta de Instagram suele compartir algunos momentos con su familia y amigos, así como fotos del recuerdo con su padre. El fútbol ha quedado atrás, es parte de un gran recuerdo que arrebató miles de sonrisas a todos los amantes del fútbol. Pudo llegar más lejos, pudo codearse con los más grandes, pero una llamada cambió el rumbo de su camino en esta corta vida.

0 Comentarios

Normas Mostrar