Competición
  • MLS
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Vuelta a España
  • Liga Chilena
LaLiga Santander
Premier League
Bundesliga
Liga Ascenso MX Apertura
Atlante Atlante ATE

-

Potros UAEM Potros UAEM POT

-

Mineros Mineros MIN

-

Celaya Celaya CEL

-

Correcaminos Correcaminos UAT

-

Universidad de Colima Universidad de Colima UCO

-

Liga Mexicana - Apertura
Liga Portuguesa
Liga Chilena

JUEGOS ASIÁTICOS

El deshielo entre las Coreas continúa en la duela de 'basket'

Corea Unificada

LILLIAN SUWANRUMPHA

AFP

Como ocurrió en los Juegos Olímpicos de Invierno PyeongChang 2018, Corea del Norte y Corea del Sur presentaron un equipo unificado para los Juegos Asiáticos.

Estados Unidos

2018 ha sido el año en el que la península coreana guardó las bombas nucleares. El deshielo diplomático entre Corea del Norte y Corea del Sur, dos naciones ideológica, política y socialmente contrapuestas pero condenadas a convivir una con la otra, ha evolucionado a velocidad de un misil trans-pacífico. En la primera semana de enero, después de días de furia desde Pyongyang a razón de los mensajes provocadores enviados por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y los ensayos militares con los que el Sur secundaba a su aliado norteamericano en respuesta a las inquietantes pruebas nucleares del Norte, los gobiernos de ambos países acordaron una reunión bilateral, la primera en dos años. "Los puntos principales de la agenda incluirán cómo mejorar las relaciones entre las dos Coreas, incluidos los Juegos de Invierno", aseguró el Ministerio de Unificación de Corea del Sur. Al éxito de la cita le ha seguido una secuencia de lecciones diplomáticas: el desfile conjunto en la ceremonia inaugural de los Juegos de Invierno de PyeongChang, en Corea del Sur; el equipo unificado de hockey de hielo femenino en la misma competencia; el saludo en la zona desmilitarizada, en la línea que divide a ambos países, entre Kim Jong-un, líder norcoreano, y Moon Jae-in, presidente del Sur. El deporte, en primera línea del proceso de paz.

Un nuevo capítulo de la cooperación entre Corea del Norte y Corea del Sur se abrió con motivo de los Juegos Asiáticos, celebrados en Indonesia del 18 de agosto al 2 de septiembre. Ambas naciones acordaron volver a desfilar como una delegación unificada durante la ceremonia de inauguración; todos los atletas, surcoreanos y norcoreanos, bajo una misma bandera: blanca de fondo y la península completa en azul. Y, además, repetirían el experimento de PyeongChang: un equipo unificado. En los Juegos de Invierno, las elegidas para llevar el estandarte del deshielo fue la selección femenil de hockey sobre hielo, misma que naufragó estrepitosamente, al perder todos sus partidos con un balance total de 20 goles en contra y solo uno a favor. Su valor, más que competitivo, fue simbólico. En las gradas del Kwandong Hockey Centre coincidieron Moon Jae-in, mandatario surcoreano, y la hermana de Kim Jong-un, Kim yo-jong, quien comandaba la comitiva oficial norcoreana durante los Juegos en otro hito para los anales: por primera vez en la historia, políticos del 'Reino Ermitaño' caminaban al sur de sus fronteras. Ahora, en los Juegos de Indonesia, el baloncesto es el escenario de la camaradería.

Corea Unificada

El nuevo equipo femenino unificado ha obtenido resultados notoriamente superiores respecto al antecedente del hockey sobre hielo. El domingo 26 de agosto, Corea derrotó a 106-93 a Tailandia en ronda de cuartos de final y avanzó a las semifinales, instancia en las que se medirá a China Taipei la mañana del 30 de agosto. La medalla está al alcance. El símbolo de un éxito conjunto, como el que ya alcanzó el equipo unificado femenino en canotaje, potenciaría el esfuerzo diplomático y alimentará el discurso de cooperación y paz que ambas naciones han enarbolado en los últimos meses. "Corea del Sur, o del Norte, todos tenemos el deseo de ganar", declaró en conferencia de prensa Lee Moon-kyu, el entrenador del equipo en la víspera del torneo. El proceso, sin embargo, aún enfrenta escepticismo en Corea del Sur, debido a la amenaza, aun latente, de las pruebas nucleares llevadas a cabo por su vecino. Duyeon Kim, activista en contra de la energía nuclear y miembro del Center for a New American Security, aseguró al New York Times que, a pesar de las fastuosidades y la propaganda de ambas partes, el pueblo surcoreano aún no ha visto las palabras traducirse en realidades: "La gente no lo creerá mientras no haya una resolución sobre el asunto nuclear y una resolución política".

Los ojos siguen puestos en las duelas de Indonesia, donde la diplomacia del deporte escribe otro capítulo.

0 Comentarios

Normas Mostrar