Competición
  • Premier League
  • Serie A
  • Hoy en As

Conmebol

No es broma: Equipo boliviano tiene dos presidentes y dos DTs

Tras entrar en una crisis institucional, el conjunto sudamericano llevó a cabo algo inaudito en el fútbol. Hoy corren el riesgo de perder la categoría

Real Potosí

Tras entrar en una crisis institucional, el conjunto sudamericano llevó a cabo algo inaudito en el fútbol. Hoy corren el riesgo de perder la categoría

Estados Unidos

Un hecho sin precedentes en el fútbol ha robado la atención de manera increíble. El Real Potosí de Bolivia entró en una crisis institucional que arrastra desde hace algunos años, por lo que la diligencia del club tuvo que dividirse en dos partes y como resultado de ello ahora existen dos presidentes, dos técnicos y hay dos equipos que entrenan por separado, cada uno en lugares distintos.

Difícil adaptar el término “equipo” a una institución que es todo menos un conjunto, un club. Todo comenzó con problemas en la presidencia al mando de Wilson Gutiérrez, quien actualmente es avalado en su puesto por la Federación Boliviana de Fútbol. Ante este panorama, el comité directivo decidió que una nueva figura presidencial debía emerger, por lo que de común acuerdo se decidió que Calixto Santos tomara ese puesto (no reconocido por el máximo organismo de fútbol en Bolivia) a inicios de julio.

Hasta hace unos días no existía mayor obstáculo en el día a día de ambos planteles. Sin embargo, se acercaba la fecha 1 del Torneo Clausura en Bolivia y tenían que tomar una decisión para presentarse a jugar.

Fue así como los presidentes pactaron una tregua momentánea y entonces los capitanes de ambos cuadros decidieron el once inicial con la fusión de estos dos equipos. ¿El resultado final? Empate a un tanto frente a Universitario. Apenas en tiempo de descuento, al 93 logró emparejar Real Potosí con todo y sus problemas internos.

Wilson Gutiérrez había prometido dejar la presidencia del equipo, pero todo se vino abajo el pasado fin de semana y su partida se concretará hasta cobrar lo que según le corresponde por su gestión.

Calixto había acordado entregar una suma correspondiente para cubrir los sueldos de abril del equipo, pero tampoco cumplió con lo estipulado y la tensión está al máximo en estos momentos.

Pero el problema no queda ahí, ya que este miércoles 25 de abril deben visitar a Sport Boys por la fecha 2 del campeonato local y, en caso de no presentarse o enviar algún comprobante que avale su ausencia, corren riesgo de perder la categoría.

El fútbol tiene pasajes que perdurarán por siempre en su historia. Esta vez se está escribiendo uno (desafortunadamente para mal) en el fútbol de Bolivia, donde sale a relucir la poca capacidad de organización por parte de las instituciones. Todos salen perdiendo aquí: directivos, jugadores y lo más importante, el aficionado.

0 Comentarios

Normas Mostrar