Competición
  • Champions League

MÁS DEPORTE

Los casos más icónicos de doping en el deporte mundial

Diego Maradona y Lance Armstrong

De la despedida de Maradona del Mundial de '94 a la trama de Lance Armstrong para engañar al ciclismo mundial. Los casos más emblemáticos.

Estados Unidos

El doping es el cáncer del deporte. La trampa, el engaño, el potenciar la fuerza, la velocidad, la resistencia a través de métodos ilegales, artificiales, lejos de la máxima del esfuerzo redoblado, el triunfo de la perseverancia y el trabajo. Los métodos son miles y los casos, también. Ninguna disciplina se salva. Fútbol, ciclismo, atletismo, halterofilia y deportes de combate son las que más casos presentan, por la característica del juego como tal. Sacar ventaja competitiva, por mínima que sea, puede ser la diferencia entre ganar o perder. Es el racional del deportista dopado, que cuando es pillado pone de cabeza al mundo del deporte y le hace reflexionar sobre sus métodos, su integridad, su honestidad. ¿Realmente gana el mejor?

A lo largo de la historia del deporte, han existido casos muy emblemáticos de dopaje. Los más traumáticos han tenido como protagonistas a deportistas otrora ejemplares. Ídolos, figuras de confianza, de reputación, cuyas caídas fueron un mazazo para el deporte mismo e hicieron cuestionar si, en realidad, no es que la industria entera está invadida por el cáncer, hasta hacer metástasis. Recordamos los casos de dopaje más destacados.

Alberto Contador

El ciclista español, campeón del Tour de Francia de 2007 y 2009, se vio involucrado en un doping positivo por clembuterol en 2010. Contador arguyó que comió un pedazo de carne contaminado con la sustancia y que nunca tuvo la intención de incurrir en dopaje alguno. A pesar de las alegaciones, el 6 de febrero de 2012 el Tribunal de Arbitraje Deportivo despojó a Contador del Tour de Francia ganado en 2010 y no pudo competir sino hasta agosto de ese mismo años.

Diego Armando Maradona

'El Pelusa' no sólo fue, quizá, el mejor futbolista de la historia. También, el más polémico. Un genio en la cancha, un problema fuera de ella. En 1994, durante la Copa del Mundo de Estados Unidos, protagonizó un momento inolvidable en la historia del fútbol mexicano. Uno más. Su caída después de haber alcanzado la gloria. Después del triunfo argentino 2-1 contra Nigeria, una enfermera acompañó a 'El Diez' hacia fuera del campo con rumbo al examen antidoping. Los resultados estipularon que había efedrina en su nivel de sangre. Por ende, fue expulsado del Mundial. "Me cortaron las piernas", aseguró entre lágrimas a su salida de la concentración de la Selección Argentina. Antes, en 1991, había sido suspendido 15 meses por consumo de cocaína.

Marion Jones

Llegó a ser considerada una de las mejores atletas de toda la historia. Triple medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000 (100 metros, 200 metros y relevo 4x100), fue exhibida por Victor Conte, director del laboratorio BALCO, quien reveló que él, personalmente, había proveído a la atleta con sustancias dopantes. Sin ser enjuiciada, continuó compitiendo sin lograr grandes resultados hasta que las sospechas regresaron cuando dio positivo por EPO en 2006. Acosada por investigaciones judiciales, Jones finalmente admitió el 5 de octubre de 2007 haber mentido bajo juramento respecto al uso de esteroides durante los Juegos Dde 2000. Todos sus registros desde entonces fueron borrados, y sus medallas fueron retiradas.

Ben Johnson

El velocista canadiense de origen jamaiquino pertenece al inframundo deportivo. Ganador de los 100 metros planos de los Juegos Olímpicos de Seúl en 1988, sus análisis de orina posteriores a la competencia tenían restos de estanozol, un esteroide que aumenta la masa muscular. Tres días después, fue descalificado y la medalla de oro pasó a manos del 'Hijo del Viento', Carl Lewis, quien había finalizado la prueba en segundo lugar. Meses más tarde, admitió haberse dopado en 1987. Todas sus marcas desde entonces fueron descalificadas por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF).

Lance Armstrong

Otro caso doloroso para el mundo del deporte. No había figura más admirada, reverenciada, y puesta como un ejemplo de constancia y perseverancia que Lance Armstrong. El ciclista simbolizaba todas las virtudes del deportista de élite con su ejemplo de vida y sus épicas escaladas en los siete Tour de Francia que ganó. Todo empezó a derrumbarse en 2009, cuando el diario francés L'Equipe comenzó a publicar testimonios presenciales del dopaje de Armstrong. Los reportajes avanzaron a investigaciones de la United States Anti-doping Agency (USADA) quien acusó formalmente a Armstrong en 2012. Finalmente, el ciclista admitió sus acciones en una entrevista con Oprah Winfrey. Todos sus resultados desde el año 2000, incluido su bronce olímpico y sus siete Tours, fueron borrados.

0 Comentarios

Normas Mostrar