Hermanos Abraham, mexicanos que sí fueron campeones del mundo

Mundial

Hermanos Abraham, mexicanos que sí fueron campeones del mundo

MUNDIAL 2018

Hermanos Abraham, mexicanos que sí fueron campeones del mundo

El festejo de Francia como Campeón del Mundo estuvo marcado por un sombrero de charro, que intercambió Benjamin Mendy con un par de aficionados mexicanos.

El sombrero de charro, el saludo de Griezmann a Vela, el “estoy como mexicano” de Pogba y el grito de “Viva México” en el vestidor de la Selección de Francia en pleno festejo no se podría entender sin un par de jóvenes yucatecos. María Fernanda y Juan Pablo Abraham Domene fueron los encargados de darle tintes mexicanos al festejo francés por el campeonato mundial, y hablaron en exclusiva con AS USA.

Oriundos de Mérida, los hermanos Abraham Domene fueron espectadores de la consagración de ‘Les Blues’ como campeones del mundo en el Estadio Olímpico de Luzhniki. Luego de que Hugo Lloris alzara el trofeo más anhelado por cualquier futbolista, ambos bajaron unos cuantos escalones para acercarse a los jugadores de Francia que se encontraban festejando y saludando a sus familias en la orilla de las gradas.

Previo a ello, vestidos de pies a cabeza como mexicanos, con camisetas del Tri, banderas, sombreros, muñecos, y la actitud que caracteriza al aficionado de México, tanto Juan Pablo como María Fernanda estaban en la mira de todas las personas que caminaban por inmediaciones del estadio, pues fueron varias las fotografías que se tomaron con gente de diferentes partes del mundo. De esta forma, en pleno festejo galo, Fer tenían solo una cosa en mente: intercambiar uno de sus sombreros de charro por una camiseta de cualquier jugador, hecho que tras varios gritos, consiguieron.

María Fernanda y Juan Pablo previo al partido de semifinales entre Francia y Bélgica.

Estuvieron cerca de las familias de los franceses gritando el nombre de cada jugador que pasaba y fue Benjamin Mendy quien volteó.

El momento del sombrero

“Yo soy fan del Manchester City y vi a Mendy, por lo que le empecé a gritar pidiéndole una foto. Como vio que le estaba regalando mi sombrero se acercó y se quitó la camisa”, explicó Juan Pablo para AS USA, y continuó su hermana: “(Mendy) se acercó y nos dijo que su camisa no tenía nombre, pero era la oficial, la que tenía ya las dos estrellas”.

La emoción desbordaba en ambos, pues tenían la camiseta de un campeón del mundo, no obstante, algo faltaba: la foto del recuerdo. “Después de que le dimos el sombrero, Mendy fue a saludar a su familia que estaba muy cerca de nosotros. Entonces le pedí a su hija que llamara a su papá para que se acercara porque queríamos la foto con él. Regresó, le regalamos un muñeco de charro que llevábamos y nos tomamos una selfie”, explicaron ambos.

Ampliar

Los hermanos Abraham Domene posando con el futbolista del Manchester City, Benjamin Mendy.

El defensor del Manchester City no se quitó el sombrero, el cual llegó hasta el vestidor de Francia y fue utilizado por varios jugadores. Ante esto, María Fernanda comentó: “Ahorita México es algo viral, ya todo el mundo está hablando del sombrero charro y el hecho de que nosotros se lo pudimos dar (a Mendy), que lo recibió y que digan ‘Viva México’ y estén con el sombrero… no tenemos palabras para explicar nuestra emoción y nuestra felicidad”.

Sin embargo, no todo fue fácil, pues tuvieron que lidiar más de 25 minutos en las puertas del estadio ya que personal de seguridad consideró que los muñecos que portaban y algunas camisetas eran racistas. Al final, pudieron ingresar al inmueble, disfrutar de una final del Mundial y regalar un sombrero que le ha dado la vuelta al mundo.

Fuera del estadio, acompañados de varios compatriotas más, la energía que contagiaban, la forma en la que iban vestidos y el hecho de ser mexicanos, produjo que familiares de jugadores como Blaise Matuidi, Paul Pogba y Thomas Lemar, se acercaran a tomarse fotos con ellos.

Video de Pogba

Ya de regreso a su hotel, a sus teléfonos no dejaban de llegar mensajes pues aquel sombrero, que los había acompañado durante todo su viaje, ya estaba en todos los diarios del mundo.

Nos volvimos locos. Empezamos a gritar en el camión con todos los mexicanos. Estábamos felices, brincábamos, gritábamos, nos quedamos sin voz. No tenemos palabras”, mencionaron.

Su travesía por Rusia ha sido prácticamente mágica, pues además del capítulo con Benjamin Mendy, también coincidieron con el histórico Lothar Matthaus.

La pasión del Mundial

Juan Pablo y Fernanda provienen de una familia amante del fútbol, pues su papá tuvo la oportunidad de jugar en categorías inferiores de equipos como América y Cruz Azul. De esta forma, la idea de vivir un Mundial es algo que siempre soñaron, por lo que consiguieron sus boletos para Rusia 2018 meses atrás, y aunque no pudieron ver ningún partido de la Selección Mexicana, sí vivieron la semifinal de Francia ante Bélgica y la gran final de la Copa del Mundo. Sin embargo, no es la primera vez que tienen la oportunidad de pisar suelo mundialista pues también estuvieron presentes en la coronación de Alemania durante Brasil 2014, pero resaltaron que la diferencia entre ambas finales fue el festejo de los teutones, un poco más sobrio y respetuoso, a comparación de los franceses que vivieron una fiesta.

Ampliar

Recuerdo para la posteridad

Ambos reconocieron que el hecho de decidir qué hacer con la camiseta que les regaló Mendy fue un dilema. “Vamos a enmarcarla, vamos a ponerla en un lugar de la casa y ya luego decidiremos bien. Pero vamos a ponerlo como algo simbólico (…) cuidarla bastante y siempre que la veamos acordarnos que logramos hacer algo que parece pequeño pero que mueve todo, que te emociona y que es algo único” finalizaron.

Ampliar

Juan Pablo y Fer posando con la camiseta de campeón del mundo de Mendy.

Back to top