MUNDIAL 2018

¿Quiénes son Pussy Riot, el grupo punk que invadió la final del Mundial?

Francia vs Croacia, final de Rusia 2018

Martin Meissner

AP

Al minuto 52 de la final de la Copa del Mundo de Rusia, cuatro personas vestidas de policía invadieron el campo de juego. El grupo Pussy Riot se atribuyó el ataque.

Estados Unidos

Marchaba el minuto 52 de la final de la Copa del Mundo Rusia 2018 entre Francia y Croacia cuando cuatro espontáneos burlaron a la seguridad e invadieron el campo de juego del Estadio Luzhniki de Moscú, acción que motivó la interrupción del encuentro por unos segundos. Una invasora, incluso, alcanzó a saludar de mano a Kylian Mbappé. Al final, fueron detenidos y retirados de la cancha por los agentes de seguridad. El partido prosiguió sin mayor incidente. La acción fue realizada por el banda punk Pussy Riot, contraria al régimen político del presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, que ha establecido un colectivo que ha abrazado y dado resonancia mundial a la disidencia anti-sistema rusa, opositores de un gobierno en el que, consideran, pulula la corrupción y la ausencia de libertades individuales.

El grupo se atribuyó la invasión a través de un comunicado publicado en sus redes sociales. En el mensaje, explican que el motivo fue el aniversario luctuoso del opositor poeta ruso Dmitri Prigov, perseguido durante la época soviética, autor del concepto 'policía celestial', un policía 'en contacto con Dios', dotado de humanidad, una antítesis, según Pussy Riot, del 'policía terrenal' ruso, al que acusan de represor y de 'herir a todos'. Por ello, en reivindicación de Prigov y su propia lucha, los cuatro miembros del colectivo entraron al campo vestidos de policía, en un performance-protesta cuyo objetivo conceptual fue 'convertir al policía terrenal en policía celestial'. Casi en simultáneo con la manifestación sobre el campo de juego en plena final de la Copa del Mundo, el grupo publicó el comunicado en el que, además de la justificación, incluyó un pliego petitorio: "Libertad de presos políticos, no encarcelar por 'likes' detener arrestos ilegales en concentraciones y manifestaciones, permitir la competencia política en el país, no fabricar acusaciones criminales ni mantener en prisión a nadie sin razón".

Un portavoz de la Policía moscovita aseguró a la agencia estatal de noticias TASS que "tres mujeres y un hombre jóvenes" fueron los detenidos y se encuentran en la comisaría local. Reuters recogió palabras de Olga Kurachiova, integrante de la banda, en las que confirma que ella es una de las tres mujeres esposadas.

Pussy Riot, fundado en 2011 originalmente por Nadezhda Tolokónnikova, Yekaterina Samutsévich, María Aliójina adquirió notoriedad mundial en 2012 después de su arresto durante un perfomance realizado en la Catedral de Cristo Salvador, el templo ortodoxo más grande del mundo, lugar sagrado para la rama ortodoxa del cristianismo. La razón de la protesta: el apoyo que Vladimir Putin, entonces primer ministro de Rusia, recibió de la jerarquía ortodoxa para elegirse como presidente de Rusia por tercera ocasión. María, Nadezhda y Yekaterina fueron acusadas de "vandalismo motivado por odio religioso" y sentenciadas a una pena de cárcel de dos años. Antes del inicio de su proceso judicial, acusaron falta de garantías para preparar su defensa ante los tribunales, razón por la que iniciaron una huelga de hambre que duró 11 días. Nadezhda, de hecho, debió ser trasladada al octavo día al hospital por problemas de salud, resultantes de la protesta. "La vida en la prisión está organizada de tal forma que el preso sólo puede sentirse como animal sucio y sin derechos", escribió Tolokónnikova durante el episodio.

El 23 de septiembre de 2013, la Duma Estatal (parlamento ruso) aprobó una amnistía, con lo que terminó su tiempo en prisión. Asociaciones internacionales como Human Rights Watch y Amnistía Internacional consideraron el proceso en contra de las Pussy Riot como violatorio de las libertades individuales y condenó las sentencias judiciales. En 2014, Alyokhina y Tolokonnikova reaparecieron en los alrededores del parque olímpico de Sochi durante los Juegos Olímpicos de Invierno, donde prepararon otro performance de protesta. Sin embargo, fueron golpeadas, junto a otras compañeras de grupo, por patrulleros cosacos (policía local), quienes también rociaron gas pimienta sobre ellas y rompieron sus guitarras. Desde entonces, el grupo, cuyas protestas son semi-clandestinas en Rusia, se ha embarcado en varias giras alrededor de Europa occidental. Sus 'pasamontañas' coloridos de algodón se han convertido en un símbolo de la disidencia política rusa. Y han elegido el escenario ideal para revivir su mensaje: la final de la Copa del Mundo en Rusia.

0 Comentarios

Normas Mostrar