Competición
  • Amistosos
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Final ATP World Tour
  • Fórmula 1
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • MotoGP
  • Liga Chilena
Amistosos
FINALIZADO
Lituania Lituania LIT

1

Nueva Zelanda Nueva Zelanda NZE

0

Campeonato Brasileño Serie A
At. Paranaense At. Paranaense APA

-

Botafogo Botafogo BOT

-

Final ATP World Tour
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
Fórmula 1
1 1h33:14.678

M. Verstappen

Red_bull

2 a 6.770

Pierre Gasly

Toro_rosso

3 a 6.139

L. Hamilton

Mercedes

4 a 8.896

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Ascenso MX Apertura
Leones Leones LEO

-

Atlético Zacatepec Atlético Zacatepec ZAC

-

Liga Chilena
Temas del día Más temas

MUNDIAL 2018

Shaqiri y Xhaka reivindican a Kosovo y Albania con goles a Serbia

Granit Xhaka y Xherdan Shaqiri, jugadores de Suiza

LAURENT GILLIERON

EFE

Los jugadores que marcaron los goles con los que Suiza derrotó a Serbia en Kaliningrado sufrieron en su infancia las consecuencias de la guerra de los Balcanes.

Estados Unidos

Kaliningrado. Segunda jornada del Mundial de Rusia. Serbia y Suiza,un duelo casi fraternal. Minuto 52', Granit Xhaka prende un pelota muerta sobre la frontal del área con la pierna izquierda después de un rebote causado por un disparo bloqueado de Shaqiri. El efecto, una curva endemoniada, se alejó de la estirada de Stojkovic y reventó las redes. Un golazo acompañado por una seña; las manos contrapuestas, las falanges como alas; un águila bicéfala. 38 minutos despué, Shaqiri enfiló con la pelota en sus pies hasta encararse con Stojkovic. El gol, y la alegría de un país, quizá dos y hasta tres, en un puño. El disparo, raso, entre las piernas de Stojkovic, significó la primera victoria de Suiza en la Copa del Mundo. Shaqiri, grito desaforado, las venas que saltaban de su cuello, también formó con sus manos el águila bicéfala mientras paseaba su torso desnudo frente al éxtasis de sus connacionales. Suiza ganó. Y Kosovo, otro tanto.

Shaqiri y Xhaka reivindicaron su identidad albano-kosovar ante Serbia, el núcleo de la antigua Yugoslavia. El águila bicéfala es un símbolo identitario de los Balcanes: Montenegro, Serbia y Albania. Rusia también. La presentación y los colores dependen la interpretación de cada nacionalismo y su mito; simboliza superioridad, equilibrio y la integración de Oriente y Occidente, en tanto su origen es indoeuropeo. El águila, en color negro, y exployada (con las alas extendidas) es el ícono nacional de Albania, centrada en su bandera en fondo rojo. La victoria contra Serbia significó para ellos más que tres puntos. 

Granit Xhaka y Blerim Dzemaili, celebrando el primer gol de Suiza

En 1991, Xherdan Shaqiri nació en Gjilan, ciudad yugoslava (hoy, bajo la jurisdicción, no reconocida por unanimidad internacionalmente, de Kosovo).  A causa del estallido de la guerra de los Balcanes, el polvorín de tensiones raciales e independentistas heredadas de la dictadura de Tito en la Yugoslavia comunista, Xherdan y su familia emigraron a Suiza, lejos de las matanzas de Slobodan Milošević y las guerrillas nacionalistas serbias. Orgulloso de sus raíces, Xherdan suele lucir las banderas suiza y kosovar (nación independiente de facto desde 2008) en sus zapatos de juego. La familia Xhaka posee una historia similar. El padre del actual jugador del Arsenal, Ragip, se unió en 1986 a las protestas masivas en contra del régimen comunista que gobernaba Yugoslavia (y, por añadidura, Kosovo). A causa de ello, fue encarcelado durante tres años. Tras su liberación, abanadonó el país con su esposa y adquirió el estatus de refugiado político en Suiza, donde nacieron Granit y Taulant. Aún hoy día, Granit hereda el activismo de su padre; se ha dejado fotografiar con banderas e iconografía del Ejército de Liberación de Kosovo, una organización paramilitar que luchó, hasta su disolución en 1999, por la independencia de Kosovo (una provincia, antes yugoslava, poblada por albaneses y musulmanes).

Ahora, a casi 30 años del desmembramiento de Yugoslavia, la diáspora kosovar, la crisis humanitaria albanesa y la independencia fáctica de Kosovo, Granit Xhaka y Xherdan Shaqiri, corazón por delante, un gol por sus padres y sus hogares destruidos, sometieron a Serbia, el remanente de la antigua Yugoslavia que, desde Belgrado, dominaba un mosaico inestable y explosivo de religiones y etnias que voló por los aires en la década de los 90; un país que hoy son 6 (7, si contamos a la discutida Kosovo, ya aceptada por FIFA y la UEFA). La Serbia que Aleksandar Mitrovic defendió en la víspera: "Si tanto aman a Kosovo, ¿por qué no juegan con su equipo?". Los niños de los Balcanes (Seferovic, Dzemaili, Behrami, Xhaka, Shaqiri), defensores de la selección de fútbol de un país extranjero porque la guerra les obligó a abandonar su hogar. Los niños de los Balcanes que hoy han ganado a Serbia.

🔥😱😍👌🏻❤️

Una publicación compartida por XS (@shaqirixherdan) el

0 Comentarios

Normas Mostrar