Competición
  • Amistosos
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Fórmula 1
  • Masters 1000 Shanghai
  • Liga Chilena
Amistosos
FINALIZADO
Kenya Kenya KEN

0

Mozambique Mozambique MZB

1

FINALIZADO
Sudáfrica Sudáfrica SAF

2

Malí Malí MLI

1

FINALIZADO
C. Marfil C. Marfil CdM

3

RD Congo RD Congo CON

1

Fórmula 1
1

V. Bottas

Mercedes

2 a 11.376

S. Vettel

Ferrari

3 a 11.786

L. Hamilton

Mercedes

5 a 1:9.081

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Chilena

NBA FINALS

Curry y Thompson, los números de los 'Splash Brothers' en las Finals

Stephen Curry y Klay Thompson

EZRA SHAW

AFP

La dupla de los Golden State Warriors logró el tercer título de su carrera, con lo que son los símbolos de la nueva dinastía que domina la liga.
Mahershala Ali, el actor que jugó basketball con Jason Kidd

Estados Unidos

Los Golden State Warriors son la nueva dinastía de la NBA. Tres títulos en los últimos cuatro años, una racha truncada por el milagro de Kyrie Irving y LeBron James en 2016; la tapa de 'El Rey' sobre Draymond Green ya es historia viva del baloncesto.

Sin embargo, los éxitos, récords y estilo de juego de los Warriors de Steve Kerr le han conferido al equipo el misticismo y la admiración suficiente para considerarlos como uno de los mejores conjuntos de la historia.

El ritmo alto, las posesiones cortas, la puntería desde el triple y la disciplina defensiva son algunos de los puntos con los que los californianos abanderan la última revolución del juego.

Y, en el centro de la maquinaría, además de la estelar adición de Kevin Durant, MVP de las últimas dos finales, Klay Thompson y Stephen Curry, los arquitectos auténticos del proyecto.

Thompson, en control del juego externo, y Curry, en los controles (que comparte con Durant), capaz de penetrar y de lacerar, también, desde el triple.

De hecho, Steph rompió un récord asombroso durante las NBA Finals 2018: más triples en un partido en un partido por el Trofeo Larry O'Brien en la historia; con 9 disparos en el segundo partido de la serie (122-103) superó la marca de Ray Allen, establecida en 2010.

La llegada de Kevin Durant ha restado obligaciones de Curry sobre el sistema; le ha liberado de presión defensiva y sus dotes ofensivas explotan a raudales.

Su contundencia quedó demostrada en las NBA Finals 2018, a pesar de que fue KD quien recibió el MVP.

Klay Thompson también ha visto reducido su rol preponderante ante el reparto causado por el arribo de Durant. Sin embargo, su aporte ofensivo es inestimable.

Su puntería sigue intacta (en la postemporada 2017-2018 promedio 19.6 puntos y 4.1 rebotes por partido).

Acaso, fue el jugador más valioso de los Warriors en la primera ronda de playoffs, ante los San Antonio Spurs: 22.6 puntos, tres partidos con más de 20 unidades.

Además, sus 35 puntos en el sexto encuentro de la serie final de la conferencia Oeste ante los Houston Rockets fueron definitorios.

La serie estaba cuesta arriba para los Warriors, pero el liderazgo de Klay, quien embocó 13 de 23 de campo y 9 de 14 triples.

Si los Warriors accedieron a la disputa por el campeonato, se debió, en gran medida, a la combustión de Thompson aquella noche del 26 de mayo.

Los números de Thompson y Curry en las NBA Finals

Curry logró 110 puntos en las NBA Finals 2018; fue el tercer máximo anotador de la serie. Jugó 162 minutos (también, en tercer lugar), facturó 37 tiros de campo de 92 intentos y embocó 22 triples.

Sus porcentajes: .402% de campo, .415% de triples y un irrisorio 100% desde la línea de libres; no falló en un solo viaje, pues anotó 14 de 14. Sus promedios: 40.6 minutos por partido, 27.5 puntos por noche, 6.0 tablas, 6.8 asistencias, 1.5 robos, 0.8 tapas. Además, fue el máximo anotador de los juegos 2 y 4 (33 y 37 puntos, respectivamente). Estadísticas insuficientes para el MVP de las Finales.

Thompson anotó casi la mitad de puntos que Curry en toda la serie: 64. Su porcentaje de campo, no obstante, estuvo muy cerca de la mitad (24/50, .480%); anotó 12 de 28 triples (.429%), bajó 15 rebotes (ninguno ofensivo, el gran punto pendiente de su estilo de juego). Fuera de su aporte en puntos y minutos (16.0 y 37.0, en media por noche), el resto de sus números fueron bajos: 3.8 rebotes, 1.0 asistencia, 0.5 robos y 0.3 tapas. Su mejor partido fue el primero de las finales: 24 unidades y .500% desde el triple. Un tirador en estado puro.

Cleveland Cavaliers vs Golden State Warriors