NBA
FINALIZADO
Cleveland Cavaliers CLE

109

Boston Celtics BOS

99

Amistosos
FINALIZADO
Kenya KEN

0

Swaziland

1

FINALIZADO
Kuwait KUW

1

Egipto EGI

1

Torneo Descentralizado
ATP Ginebra
FINALIZADO
Peter Gojowczyk GOJ
(2)
Fabio Fognini FOG
(2)
EN JUEGO
Steve Johnson JOH
Marton Fucsovics FUC
WTA Núremberg
FINALIZADO
Alison Riske RIS
(4)
Sorana Cirstea CIR
(4)
FINALIZADO
Kiki Bertens BER
(3)
Kirsten Flipkens FLI
(3)
FINALIZADO
Katerina Siniakova SIN
(3)
Johanna Larsson LAR
(3)
EN JUEGO
Alison Riske RIS
Kirsten Flipkens FLI

Ni el bestial triple-doble de LeBron puede con los Celtics

Cavs
94
FIN
107
Celtics

CAVS 94-107 CELTICS

Ni el bestial triple-doble de LeBron puede con los Celtics

Cavs vs Celtics: Final de Conferencia NBA

Maddie Meyer

AFP

Partidazo histórico de 'The King', quien registró su tercer triple decena con más de 40 puntos en playoffs. Brown y Rozier, decisivos. La serie, cuesta arriba para Cleveland.

Estados Unidos

Ya muchas crónicas han iniciado con el tópico 'LeBron James es eterno'.  Sí, su inmortalidad y su majestad no son noticia ya. Sí lo es cuando semejante oprobio a las leyes de la lógica, la estadística y la gravedad, no reditúa en una victoria. Los números son de terror: 42 puntos, 10 rebotes y 12 asistencias. Jugador con más triples-dobles de 40 puntos o más en la historia de playoffs. La leyenda, cocido al fuego lento y abrazador que supone la postemporada, sigue. Pero también avanza, incontenible, el pelotón de Brad Stevens, forjado a sesiones de psicoterapia y psicoánalisis, análisis estadísticos-bursátiles y eternas asambleas de prueba y error. Los Cavaliers de LeBron 2014-hoy en día jamás han tenido la cuesta arriba en las finales del Este. El 2-0 es un reto más para Su Majestad. Acaso, la prueba definitoria, si cabe.

Así se vivió en directo la narración del partido

El 2-0 también es la confirmación de las prestaciones de Brad Stevens, catalogado como un 'genio' por sus pupilos, un heredero de la reverencia de Jackson y la minuciosidad de Pat Riley. La filosofía del 'error es una oportunidad más' y el 'rebote es el alma del juego' también ha sabido rodearse de las ideas de vanguardia: el ritmo alto y la puntería de francotirador; la comida rápida también es gourmet. 10 triples y 31 ensayos. La intención está. No obstante, el Rey gobernó el TD Garden con puño de hierro en los primeros 12 minutos: 21 puntos, cuatro triples, 80% de campo con 13 intentos. La historia se abre paso a portazos, a redes en fuego. Sin embargo, Boston no se ruborizó, también desplegó artillería y abrió la pintura: las pinzas de Baynes, que también tiene el gatillo fácil, dejaron el parcial de LeBron 27-23; a tiro de dos posesiones. Tanto esfuerzo...

Cleveland Cavaliers v Boston Celtics - Game Two

¿Más morteros de largo alcance? Sí, dijo Tyron Lue. Y Kyle Korver desempolvó la metralleta. 11 puntos, dos triples y revolución. Pero Tatum, investido de guerrillero (y de Kobe Bryant) puso los paños fríos. En tanto, Love crecía en la pintura, tomaba pases que firmaría Brady en una y selló la propia ante el combate que le presentaba Horford, hasta que el cuello de LeBron giró abruptamente al encontrarse su rostro con el brazo izquierdo de Tatum. El Rey, desconcertado, perplejo, noqueado, camino con rumbo a los vestidores. ¿Protocolo de conmoción? Si algo sucedió, es que el cortocircuito que sufrió en el segundo cuarto (5 puntos) se solucionó con el golpe. Sin embargo, la combustión de Green y Morris en los segundos finales de la primera mitad: triple bellísimo de esquina y mate furioso made-in-LeBron marcaron ritmo.

El tercer cuarto vio el intercambio de misiles: Rozier, LeBron, Morris, LeBron, Tatum y, claro LeBron. Y Kevin Love, especialmente cuando aparecía en las jugadas de atracción y embocaba desde el codo sin frontalidad. Pero el partido cambió de signo cuando Marcus Smart, inspirado en los tiroteos de Love, marcó la remontada en el parcial de 71-72. Desde el 10:00 del tercer cuarto, los Celtics 'outscored' 55-33 y sufrieron una pérdida contra siete de los Cavaliers: en resumidas cuentas, Stevens resolvió la ecuación en su ideario; cada error es una oportunidad. Siete pérdidas, que siempre redituaron puntos. Ni LeBron ni Jordan habrían cambiado el signo del encuentro. En el cuarto cuarto, los Celtics navegaron con piloto automático, JR Smith y Smart se citaron en duelo callejero y Horford finalizó los trámites con siete puntos en los últimos tres minutos; dos de ellos, tras un danzón sobre Love, medio giro, pasos bajo el aro y remate fino con las yemas. LeBron sumó 42, pero solo él, Love y Korver superaron el doble dígito; Steves repartió mejor el arsenal: seis con más de 10 puntos. Ello y los 20 tiros francos que tomó Boston contra los 3 de Cleveland en la segunda mitad fueron los factores que hicieron imposible que el recital de LeBron se tradujera en una victoria. 2-0. El reto está por delante.

0 Comentarios

Mostrar