Dallas Cowboys

Cowboys dan dos pasos hacia atrás en su reconstrucción

Cowboys dan dos pasos hacia atrás en su reconstrucción

Patrick Smith

Getty Images

Las esperanzas del futuro brillante que sembraron en 2016 a través de Ezekiel Elliott y Dak Prescott sufren un duro golpe de cara a la temporada 2018.

Estados Unidos

Hace no mucho tiempo, se hablaba de un futuro brillante en Dallas. Y, ¿cómo no? Si contaban con un quarterback que venía de ganar el Novato del Año y con, posiblemente, el mejor running back de la NFL. El cielo era el límite para una de las ofensivas más prometedoras de la liga.

Las cosas han dado un vuelco de 180 grados en poco más de un año. Dak Prescott dio un importante paso en sentido contrario durante su segundo año, en colaboración con la prolongada ausencia de Ezekiel Elliott por sus ya conocidos problemas de indisciplina.

Para la temporada 2018, los problemas en la ofensiva de los Cowboys continúan acumulándose con la salida del receptor Dez Bryant y, tal vez más preocupante, el posible (por no decir inminente) retiro de Jason Witten, que hacen que esa temporada de 13-3 de 2016 se vea cada vez más lejana.

Los Cowboys conservan a las dos piezas más importantes de su plan a largo plazo con Prescott y Elliott, pero eso podría no ser suficiente. Si bien Bryant viene en un constante declive que no ameritaba un salario de 12.5 millones de dólares, como lo prueba el hecho de que sigue desempleado, era el receptor más confiable de Dallas. Y las llegadas de Allen Hurns y Tavon Austin no cambian nada de eso.

Lo más preocupante que le podría suceder a la ofensiva de los Cowboys, que en 2017 cayó a la 14ta posición un año después de ser la 5ta mejor, es la posible salida de Witten. Sin importar que cumpla 36 años esta misma semana, Witten ha sido la válvula de seguridad en el norte de Texas durante una década y media. Más importante aún era su presencia en el vestidor, que se quedaría sin liderazgo veterano una vez que decida salir por esa puerta para nunca volver.

900
900
900
900
907
900
900
900
954
956
931
900
900
900
900
900
900
900
900
Ver galería

Las mejores imágenes de los seleccionados en el NFL Draft

AT&T Stadium

Baker Mayfield - Cleveland Browns

Saquon Barkley - New York Giants

Sam Darnold - New York Jets

Bradley Chubb - Denver Broncos

Josh Rosen - Arizona Cardinals

Bradley Chubb - Denver Broncos

Leighton Vander Esch - Dallas Cowboys

Michael Vick

Connor Williams - Dallas Cowboys

Troy Aikman, Jason Witten y Roger Staubach - Dallas Cowboys

Minkah Fitzpatrick - Miami Dolphins

Dllas Cowboys War Room

Roger Goodell, comisionado de la NFL

Roger Goodell, comisionado de la NFL

Ryan Shazier, Roger Goodell y Terrell Edmunds - Pittsburgh Steelers

Calvin Ridley - Atlanta Falcons

Lamar Jackson - Baltimore Ravens

Ryan Shazier - Pittsburgh Steelers

1 / 19

Prescott tiene la capacidad y el carácter para asumir ese papel, pero solo lo hará si recupera su rendimiento del año de novato. Y la situación no es prometedora al considerar que se quedó sin objetivos a quienes pasarles el balón en un lapso de dos semanas trágicas. El Draft de los Cowboys tampoco le proporcionó demasiadas herramientas para trabajar con las llegadas del receptor Michael Gallup (81), el tight end Dalton Schultz (137) y el wide receiver Cedrick Wilson (208).

La única esperanza de mantener a los Cowboys relevantes en el Este de la NFC junto a los campeones Eagles y los renovados Giants, es una defensiva que reclutó al linebacker Leighton Vander Esch en la primera ronda del Draft y podría ser la única constante en Dallas.

Eso no es suficiente para Jerry Jones y mucho menos para los aficionados de los Cowboys que, en poco más de un año, han visto como la sequía de títulos que parecía cerca del final en 2016, se aleja cada vez más.

0 Comentarios

Normas Mostrar