Competición
  • Champions League
  • MLS
  • Copa Sudamericana

Voraz Nadal: 11 títulos también en el Godó y sigue número uno

BARCELONA OPEN BANC SABADELL

Voraz Nadal: 11 títulos también en el Godó y sigue número uno

Rodolfo Molina.

Rodolfo Molina

DIARIO AS

El balear aumenta su récord en Barcelona tras brindarle un clínic al joven Tsitsipas en la final. Mañana comenzará su semana 172 como líder del ranking.

Rafa Nadal no para de hacer historia. Quince años después de ganar su primer título en el Barcelona Open Banc Sabadell ha conquistado el undécimo sin fallo, cifra astronómica, solo a su alcance, que venía de redondear también la semana pasada en Montecarlo. Y aún puede repetir esa cantidad de trofeos en Roland Garros. Increíble. En la pista que lleva su nombre, Nadal pasó por encima de Stefanos Tsitsipas, que a sus 19 años se vio abrumado por la voracidad incontenible del español: 6-2 y 6-1 en 77 minutos, la final más corta y con el resultado más contundente de la historia del Godó (desde 1953).

La juventud del griego podría verse como una excusa, pero no se trata de eso, se trata de grandeza. Rafa estrenó su palmarés en el mismo escenario con solo 18 primaveras. Es la diferencia entre un buen jugador y una leyenda que continuará como número uno del mundo, manteniendo a raya a Federer. Mañana comenzará su semana 172 en el trono mundial, la quinta consecutiva en su quinto intervalo de dominio.

Merece la pena gastar unas pocas líneas para resumir las históricas cifras que acumula Nadal tras su enésimo éxito: 11 Godós; 77 títulos (iguala a McEnroe) en 113 finales, 55 de ellos en tierra; 401 victorias y solo 35 derrotas en su superficie favorita; 46 sets ganados y 19 triunfos consecutivos sobre arcilla desde el Masters 1.000 de Roma del año pasado; y un balance en 2018 de 15-1 (12-0 en tierra).

Ni siquiera le hizo falta al balear jugar su mejor tenis (solo nueve golpes ganadores y 14 errores no forzados), ni le importó que el partido comenzará con interrupciones por la lluvia y el viento, ni que después saliera un sol que para él aún no se ha puesto. Tsitsipas había llegado a la final sin perder un set y se había llevado por delante a Schwartzman, Ramos, Thiem y Carreño, todos entre los diez primeros favoritos del torneo. Nadal nunca había jugado contra él, pero enseguida dio con la clave para hacerle daño e impartirle un clínic. Revés cruzado, buenos restos, bolas altas y movimiento, mucho movimiento.

Al ateniense no le funcionó el saque, una de sus mejores armas, y su buen revés a una mano encontraba el drive de izquierda de Nadal. En algunos momentos, entró en desesperación. En el primer set buscó superar al coloso con un globo y este le devolvió un remate ganador de espaldas a la red. Dos roturas en esa manga le dieron el 1-0 en 31 minutos. Otros tres en la segunda, el triunfo final. Ahora, un poco de descanso y al Mutua Madrid Open, a por otro título en lucha por mantener el número uno. Y Tsitsipas, a mirar al futuro con esperanza. Ya es el 44º mejor del mundo.

0 Comentarios

Normas Mostrar