NFL Draft

Cowboys no encuentran sustituto de Bryant en el Draft

Dallas esperó hasta la tercera ronda para reclutar un receptor; Jerry Jones parece conforme con sus agentes libres y muestra poco interés por reforzar la posición.

Estados Unidos
0
Cowboys no encuentran sustituto de Bryant en el Draft
Ron Jenkins AP Photo

Después de tres rondas, el Draft de los Dallas Cowboys parece haber beneficiado más a Ezekiel Elliott que a Dak Prescott.

Los Cowboys, que este año fueron los anfitriones del Draft, han volado un par de semanas en un cielo con mucha turbulencia. Primero fue la baja del receptor Dez Bryant, quien aparentemente no aceptó un recorte salarial, y luego, la mañana del viernes se filtró la noticia de que el también veterano ala cerrada Jason Witten decidió retirarse para iniciar su carrera como comentarista en el tradicional Monday Night Football.

Así, de un plumazo, Prescott, el joven quarterback que está por iniciar su tercera campaña en la NFL, se quedó sin sus dos mejores receptores. En 2017, Bryant (838-6) y Witten (560-5) se combinaron para 1,398 yardas y 11 touchdowns.

Dez y Witten significaron el 44.5% de la ofensiva aérea de los Cowboys la campaña pasada, pero aún así los Jones esperaron hasta la tercera ronda para reclutar a un receptor.

¿Qué hizo Dallas en el Draft?

El jueves, con su primer pick en 2018, Jerry y Stephen Jones seleccionaron al linebacker Leighton Vander Esch, de Boise State. La idea es reforzar un cuerpo de linebackers que perdió a Anthony Hitchens y se quedó con Jaylon Smith y Sean Lee, quien se lesiona demasiado.

En la segunda ronda, Dallas reclutó al liniero ofensivo Connor Williams (Texas), quien puede jugar como guardia o tackle. Los Cowboys agregaron profundidad a una unidad que en la agencia libre perdió a Jonathan Cooper y que necesita bloquear adecuadamente a Ezekiel Elliott, uno de los mejores corredores de la NFL.

Sin embargo, Jerry Jones dijo que la derrota ante los Falcons de la campaña pasada fue la razón por la cual eligieron a Williams.

En aquel juego en Atlanta, Dak Prescott fue capturado en seis ocasiones por Adrian Clayborne, quien abusó del tackle Chaz Green, sustituto del lesionado Tyron Smith.

Y fue hasta la tercera ronda cuando Dallas reclutó a un receptor. Se trata de Mike Gallup, quien en dos años en Colorado State atrapó 176 pases, sumó 2,685 yadas y 21 touchdowns.

Aunque es un buen atleta, es rápido y sabe hacer jugadas grandes, llegará al training camp como cuarto receptor en el depth chart de los Cowboys, y probablemente compita por la titularidad con Deonte Thompson, un veterano que llegó a Dallas vía agencia libre proveniente de los Buffalo Bills.

Allen Hurns y Terrance Williams son las otras opciones, con Cole Beasley en el slot.

Si se confirma el retiro de Witten, los únicos alas cerradas en el roster de los Cowboys son Rico Gathers y Geoff Swaim.

Encontrar un receptor para reemplazar Bryant parecía ser una gran necesidad para un equipo que se fue en picada cuando el comisionado Roger Goodell suspendió seis juegos a Ezekiel Elliott en 2017.

Pero Dallas fue en otra dirección, quizá con la intención de regresar a una ofensiva basada en el ataque terrestre, como hizo Dallas en 2016, cuando terminó con marca de 13-3 y fue segundo en la liga con un promedio de 149.8 yardas por tierra por partido.