Competición
  • Premier League
  • Serie A
  • Hoy en As

Gerard revive al Espanyol ante un Girona de fogueo

PRIMERA DIVISIÓN

Gerard revive al Espanyol ante un Girona de fogueo

Gerard Moreno ante el Girona.

GORKA LEIZA

DIARIO AS

El punta catalán firmó un doblete determinante y endulza el debut de Gallego. Pau López desquició a Juanpe y Pere Pons con buenas paradas.

El Espanyol resucitó y se llevó el derbi ante el Girona gracias a la pegada de Gerard Moreno, que firmó un doblete en dos disparos, y al acierto de Pau López. El meta dejó con vida a su equipo y se la resta a un Girona que acudió con balas de fogueo. El tren para ir a Europa pasó de largo por Montilivi, pero los de Machín aún tienen tiempo para cogerlo la próxima jornada en Getafe.

El debut de Gallego en el banquillo del Espanyol fue inmejorable. No se complicó y presentó un 4-3-3 para secar la salida de balón del Girona, pero el conjunto rojiblanco encontró una vía de agua por la banda derecha y con excepcionales acciones a balón parado. Entre Maffeo y Portu desangraron al equipo perico, aunque echaron de menos el acierto. En el 21’, Portu dispuso de una gran ocasión para adelantar al Girona, pero remató fuera de forma inexplicable. No era el día para el delantero rojiblanco porque en el 44’ volvió a tener una inmejorable ocasión. Quien sí tuvo el día y dejó con vida al Espanyol fue Pau López. El meta amargó a Juanpe y a Pere Pons y permitió que el tanto de Gerard Moreno, en la única ocasión perica en la primera mitad y que acabó con una racha de 510’ sin marcar, fuera letal y una losa para un Girona que dominaba, pero que no sabía cómo hacer daño a un Espanyol parsimonioso y previsible.

Tras el descanso, el conjunto perico siguió a lo suyo, regaló el balón al Girona, y aprovechó el estado de gracia de Gerard Moreno para sentenciar. Darder le puso un balón a la espalda de Bernardo que le dejó solo ante Bono y le superó con un leve toque por encima. Fútbol fácil, pero preciso y efectivo que demostró al conjunto rojiblanco que un rival herido con balas de plomo te ajusticia. Machín varió su sistema, pasó el 4-4-2 para sacudir a su equipo, pero Olunga, que tuvo una buena ocasión, no supo definir. Gerard Moreno impuso su ley y el derbi se tiñó de blanquiazul.

Machín: "Lo hemos hecho todo menos lo que buscábamos, que era ganar"

Con el semblante serio por culpa de una derrota contra el Espanyol (0-2) que complica las aspiraciones de acabar la temporada en posiciones de Europa League, el entrenador del Girona, Pablo Machín, destacó que "El Espanyol no ha sido superior en nada, solo en la efectividad".

"Lo hemos hecho todo menos lo que buscábamos, que era ganar. Ellos han estado acertados, y nosotros no", argumentó el técnico rojiblanco.

En este sentido, Machín también subrayó que "en la primera parte todo el mundo hubiera apostado a que ganaríamos el partido porque estábamos mejor que ellos.

"Cuando acaba el encuentro, te paras a pensar y te preguntas cómo es posible haber perdido", reconoció el entrenador soriano, justo antes de reconocer que se iba "disgustado porque creo que hemos tenido más que ver en perder el partido que el Espanyol en ganarlo" y de asegurar que "han tenido una y media y han hecho dos goles, y nosotros hemos tenido 5 o 6 y no hemos tenido ninguna. Esta es la lectura".

A pesar de la derrota, Machín insistió en que "nos vamos a levantar, y vamos a seguir peleando hasta el final". "Estoy orgullosísimo de haber llegado a este punto de la temporada con el objetivo de luchar para clasificarnos para la Europa League", sentenció el técnico del Girona.

Gallego: “Lo que queremos no tiene nada que ver con el anterior entrenador”

¿Sale reforzado el vestuario?

Si un vestuario no sale reforzado por una victoria fuera, contra un equipazo como el Girona y por la trayectoria que llevamos, mal vamos. En un día este equipo ha demostrado su predisposición y voluntad de ayudarme. El esfuerzo a nivel de trabajo ha sido brutal, pero debemos crecer a través del balón. Nos ha faltado muchísimo. Esta victoria nos deja a un punto de la salvación, nos da tranquilidad, y una semana para implantar lo que queremos, que no tiene nada que ver con el modelo del anterior entrenador. Con el balón debemos defender más y meter al otro equipo en el cambio.

¿Su diferencia con Quique es, por tanto, que usted quiere el balón?

Diferencias hay muchas. Quique es un entrenador top, yo estoy hoy aquí. La propuesta anterior era trabajo sin balón, la nuestra es con balón. No es mejor ni peor si la aplicas bien.

¿Qué ha cambiado en un día en este Espanyol?

Ha cambiado muy poco. Hemos tenido una predisposición total al esfuerzo. En la segunda parte sí hubo algo más de pausa. En la primera parte, la iniciación no fue buena. Debemos crecer a través del esfuerzo y compromiso que tuvimos hoy. Ganar al Girona en su campo no es fácil. Estoy muy contento.

¿Qué le faltó?

Esperábamos dominar el área propia, sobre todo en centros laterales, con incorporación de medias puntas, que nos sacaran a nuestro lateral. Pero cuando robamos estuvimos muy espesos con el balón. El primer paso después de robo es fundamental. La lectura positiva es que sacaron muchos centros laterales pero defendimos muy bien. La estructura entre pivotes y centrales es la vida.

¿Y arriba, qué busco moviendo a Gerard, Jurado y Sergio García?

Buscamos alternativas. Son jugadores tan inteligentes… Y, después, que se encontraran cómodos. No hemos cambiado nada de sistema, se ha visto un 4-3-2-1 pero la próxima semana igual se ve un 4-4-2. No es el sistema. Es una mentira. Yo no tengo un sistema, tengo una idea de juego, que es generar ventaja a través de la iniciación. Me quito el sombrero porque el nivel de interpretación es altísimo.

Se le vio hablando mucho en el banquillo con Sergio Sánchez…

Todos los jugadores son necesarios. Hablaba con Sergio sobre situaciones de central y muchas preguntas. El feedback que ellos tienen yo no lo tengo. Me han tendido la mano esta gente veterana y yo debo aprovecharlo. Me han recibido tan bien que me quito el sombrero.

En la previa, ¿apeló más al orgullo que a aspectos tácticos?

Cuando viene una persona nueva, solo escuchando otra voz, la gente se ve con posibilidades. Orgullo debemos tener siempre, simplemente a nivel táctico quiere que mi equipo entienda muy bien el juego. Una parte nos ha salido muy bien y la otra nos ha costado. Y es normal, porque no la habíamos trabajado.

0 Comentarios

Normas Mostrar