Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

Los mejores narradores latinos en USA: 3 - Enrique Bermúdez

LOS MEJORES NARRADORES

Los mejores narradores latinos en USA: 3 - Enrique Bermúdez

Enrique Bermúdez, narrador Univisión

Univisión Deportes

'El Perro' marcó un antes y un después en la narración deportiva en México. Hoy, en Estados Unidos, en espera de su 11º Mundial, sigue defendiendo su estilo, sus míticas frases.

Estados Unidos

'¡Zambombazo!' '¡Tirititio!' '¡Versallesco! El influjo de Enrique 'El Perro' Bermúdez en la sociedad mexicana es palpable en la calle, en su vocabulario, en sus memorias. Acaso, y a falta de un estudio científico sustentado en un marco teórico sólido, el narrador más influyente en la historia de la televisión mexicana. Su voz automáticamente remite al fútbol, a la Selección Mexicana, cuyas transmisiones convirtió en una auténtica liturgia masiva al frente del televisor; al gol de Luis Hernández contra Holanda en Francia '98, el grito eterno, ronco, profundo, apasionado; las frases inolvidables y los apodos jocosos. 'El Perro' es la voz de tantos recuerdos.

El sueño de 'El Perro', no obstante, era ser futbolista profesional. Como defensa central, destacó en la amateur Liga Interclubes de Guadalajara en el primer lustro de la década de los 70, pero la meta quedó lejos: "No me alcanzó para eso (llegar al profesionalismo). Solo para jugar más o menos bien, pero para nivel amateur. Era uno de mis sueños, pero no tenía la capacidad para llegar a nivel profesional". La radio se atravesó en su camino. Un narrador de Canal 58 se enfermó y Enrique salió al quite; aceptó el reto un jueves y debutó un sábado. Ocho meses después, su voz llegó a Emilio Díez Barroso Azcárraga, directivo de Televisa y posterior presidente del América, quien venció al 'Perro' de ponerse ante los micrófonos y las cámaras de la empresa. El año: 1976. El partido: un Atlas (el rojo y el negro son los colores que lleva Enrique en su corazón) vs. América. El inicio de todo.

Año y medio después, Enrique Bermúdez estaba en Argentina relatando para todo México las acciones de la Copa del Mundo de 1978, la primera de las 10 que lleva en su currículum: "No mucha gente tiene esa suerte de narrar un Mundial sin pasar por ser reportero de cancha. Yo empecé narrando inmediatamente", recuerda. Salto al tiempo, 40 años después, la voz profunda del 'Perro' ha dado vida al grito de Tardelli en España '82, al punterazo de Burruchaga en México '86, al penalti de Sensini a Völler en Italia '94, al tiro fallido de Baggio en Estados Unidos '94, al doblete de Zidane en Francia '98, a la redención de Ronaldo en Corea-Japón 2002, al cabezazo de Zidane en Alemania 2006, al gol de Iniesta en Sudáfrica 2010 y el de Götze en 2014. Y mucho, demasiado, en medio. Con especial cariño recuerda los viajes para cubrir las eliminatorias de la Selección Mexicana, el tándem estelar con Raúl Orvañanos, el gol de Marcelino Bernal a Italia en 1994, el tanto compartido entre Peláez y 'El Matador' en 1998, la obra de arte de Giovani a Estados Unidos en la Copa Oro de 2001 ("Gio me dijo que lo tiene grabado") y la cuenta regresiva, acompañanada por el grito desaforado de Hugo Sánchez en el fondo, cuando Luis Hernández impulsó el agónico empate frente a Holanda en Saint-Etienne: "Lo recuerdo a morir, porque dependíamos del otro resultado, el de Bélgica contra Corea. Fue muy importante, es uno de los que canté con más fuerza".

En 2013, 'El Perro' terminó su relación de 37 años con Televisa para vivir "el sueño americano". Antes, sin embargo, estuvo a un paso de llegar a ESPN en México: "Me hicieron una oferta, bastante buena en todos sentidos: financiera, deportivamente; todo. Tenía un contrato con Televisa y no me autorizaron la salida a pesar de que ya estaban muy adelantadas las pláticas. Televisa me mejoró el contrato y me dio exclusividad (...) Luego, me buscó Juan Carlos Rodríguez, presidente de Univisión Deportes, me hizo una oferta, hablé con Televisa y me dijeron que ahí sí había oportunidad de irme". Bermúdez niega que el episodio y la migración a Estados Unidos se debiera a una ruptura con la televisora de Chapultepec: "Hay muchas especulaciones y falsedades. De Televisa salí perfectamente bien. Al contrario, tuve todo el apoyo. En Univisión estoy feliz de la vida. Acabo de firmar otros cuatro años. Hay un gran equipo. Tenemos gran armonía. Ha venido mucha gente de Televisa, sobre todo un gran amigo como es Paco Villa, y tenemos un gran equipo de comentaristas como (Iván) Zamorano, (Hristo) Stoichkov, Pável Pardo. En Televisa tuve y tengo grandes amigos".

"Lo recuerdo a morir. Es uno de los que más fuerte grité"

Sobre el gol de Luis Hernández a Holanda en Francia 1998

El cambio de vida siempre es un reto y no fue diferente para 'El Perro' a pesar de los años de experiencia. Despegarse de la familia, las costumbres, la comida siempre acarrea una gran fuerza: "Al principio es muy difícil. Cuesta mucho trabajo todo. La gastronomía, la socialización, que no es igual; tienen una forma diferente de vivir. Vivo con mi esposa, Leticia, feliz. Lo que más extraño es a mis hijos, aunque vienen cada vez que pueden y yo cuando voy a México a narrar los veo también. La comida mexicana la sigo extrañando tremendamente. Aquí me he adaptado mucho a la peruana, que es muy sana porque es base de pescados, ceviches". Sin embargo, el sacrificio ha valido la pena. Cuatro años después, 'El Perro' no solo ha encandilado a la 'banda latina' y refrendado su inigualable estilo, sino que ve en perspectiva la influencia que ha ejercido sobre su audiencia, al grado de haber insertado vocabulario en el imaginario colectivo, y hace frente a las opiniones en contra suya: "Todavía hay gente que me sigue poniendo en Twitter o diciendo en las calles 'Zambombazo', 'Versallesco,' etcétera. También tengo imitadores profesionales, llegué a verlos en bares, y lo hacen muy bien (...) A muchos les encanta mi trabajo, a otros no les gusta para nada. Me odian con odio jarocho. Para mí, el rating no está en el que hacen las empresas, sino en las calles. Sí hay gente que me sigue pegando con todo; es normal, nadie es 'monedita de oro'. Me siento feliz de que Dios me haya dado la oportunidad de hacer esta carrera".

"Hay muchas especulaciones y falsedades. De Televisa salí perfectamente bien"

Qué más podría desear profesionalmente un hombre cuyas palabras y verbos se han perpetuado en el vocabulario popular y que ha presenciado los momentos culminantes en la historia del fútbol en los últimos 40 años: "En un futuro, volver a México, no pienso quedarme de por vida en Estados Unidos. Y hacer radio solamente. Y abrir paso para que vengan los chavos (las nuevas generaciones a narrar". La pasión permanece después del tiempo y esa es la lección, la 'versallesca' lección del 'Perro' Bermúdez para resistir, trascender, cumplir los sueños: "Esto es de mucho cariño, de mucho amor. Lo primero que necesitas es amar la carrera; no es de mucho dinero, para los que creen. No es el dinero, es la satisfacción. No todos tienen el privilegio de hacer lo que les gusta. Si tienes ese privilegio, es parte de la felicidad y la paz interior de cada hombre".

0 Comentarios

Normas Mostrar