Competición
  • MLS
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Ligue 1
  • Serie A
  • Liga Chilena
Liga Ascenso MX Apertura
Correcaminos Correcaminos UAT

-

Alebrijes de Oaxaca Alebrijes de Oaxaca ALE

-

Atlético Zacatepec Atlético Zacatepec ZAC

-

Cimarrones Cimarrones CIM

-

Liga Mexicana - Apertura
Liga Chilena

Anthony Davis y Nikola Mirotic pasan el rodillo a los Spurs

Spurs
98
FIN
122
Pelicans

SPURS VS PELICANS

Anthony Davis y Nikola Mirotic pasan el rodillo a los Spurs

Nikola Mirotic y Anthony Davis

Matt York

AP

Los Pelicans finalizaron por todo lo alto la mejor temporada de su historia y enfrentarán a los Blazers en la primera ronda de los playoffs.

Estados Unidos

La sinfonía bajo la batuta de Anthony Davis y el violín concertino de Nikola Mirotic aplastó 98-122 a unos paupérrimos Spurs, pasmados, incapaces de encontrar reacción, una pintura que ya no brilla pese a los registros, los 21 años consecutivos en playoffs y con marca ganadora. Los Spurs apuntan a vestigio. Y los Pelicans, al menos, a un par de estautas. La mejor marca de la franquicia: 48-34.

Revive la narración en directo del partido

El partido sirvió para acomodar el caos de la Conferencia Oeste. Nueva Orelans oscilaba entre la cuarta y la séptima posición, acorde a los resultados paralelos en 10 frentes distintos de costa a costa. Los Spurs, con la misma marca (47-34), también tenían las mismas aspiraciones. Sin embargo, solo un equipo emergió al parqué con las intensiones de mejorar sus credenciales antes del examen final. El arranque de Davis estuvo por debajo de sus promedios, pero Mirotic y Holiday recogieron la estafeta. Jrue fue el primer jugador en superar el doble dígito de puntos y Nikola embocó dos triples para abrir boca.

La segunda unidad de los Spurs, que aportó 14 unidades al terminar el primer cuarto, cambió el partido de color y lo expuso al fuego, pero las incursiones de Gasol y Bertans no solucionaron los descansos de Aldridge y Mills, los guardianes de Popovich sobre la pintura. Rondo, con la mira de francotirador en plena función, y los cortes de Mirotic y Moore, se encargaron de hacer sangre frente a la maltrecha defensa texana. Los asomos de Parker y Ginóbili, rezagados a roles secundarios (entre los dos sumaron 31 minutos sobre la duela) fueron el momento en el que mejor salud mostraron los Spurs, que incluso empataron el encuentro a 29. Parker, a cuentagotas, lució puntería (tres largos dobles consecutivos) y en su aparición, a 'Manu' le bastó para alcanzar un milésimo récord: cuatro 'spurs' en superar las 4,000 asistencias. El mito sigue y el cuerpo resiste. Desafortunadamente, los arrestos son a dosis pequeñas.

En la segunda mitad, Anthony Davis entró en combustión. Rondo tiró de repertorio de asistencias (14) arcoiris y sobrepiques (flashback a Boston) y Davis no se dio gusto hasta destrozar el aro. No lo logró, pero no mucho le faltó. Dos mates de antología; uno, al tomar de espaldas un pase parabólico de Rondo, fue la mejor pieza de arte que regaló el partido. Mientras los Spurs se dejaban llevar por la inercia de las aguas, el quinteto de Alvin Gentry enriquecía sus estadísticas como si ganaran un juego de azar en una máquina de Las Vegas: todos, por arriba de los 10 puntos, y Mirotic (21) y Davis (22) con dobles-dobles altos en rebotes (15 para ambos). Al final, el interés se volcó hacia Minnesota, a la final verdadera entre Wolves y Denver. Los pasajes ya estaban tramitados: Pelicans, a Portland. Spurs, a Oakland. Que comience el show.

0 Comentarios

Normas Mostrar