Temas del día Más temas

Red Sox superaron al monstruo verde y a los Yankees por 13

Yankees 1-14 Red Sox

Red Sox superaron al monstruo verde y a los Yankees por 13

Red Sox superaron al monstruo verde y a los Yankees por 13

Maddie Meyer

AFP

Los locales hicieron pesar el Fenway Park y no le temieron a un monstruo verde que presenció un Grand Slam de Mookie Betts.

Estados Unidos

La histórica rivalidad entre los Yankees y los Red Sox terminó en un encuentro digno para el recuerdo... de los aficionados de Boston, claro. El Fenway Park presenció una de las mejores actuaciones de los suyos ante los de New York en los últimos años y se quedaron con el primero de la serie.

Era "Sale Day" y los Red Sox lo sabían. Chris Sale se enfrentaba en un duelo de pitcheo a Luis Severino, con una victoria contundente para el de Boston. Seis entradas duró sobre la lomita y únicamente permitió ocho hits, la misma cantidad de ponches y un ERA de 1.06 en el partido.

Uno tras otro, los bateadores de los Yankees sucumbieron ante las rectas y engaños por parte de Sale. Giancarlo Stanton comenzó con el pie izquierdo con un 0-2 y Aaron Judge, aunque trató al inicio con un hit, sus esfuerzos se veían opacados por la gran actuación del lanzador ante sus compañeros de equipo.

Por su parte, Severino no la pasaba tan bien. En la primera entrada permitió una carrera de Mookie Betts producto del sencillo a jardín central de Manny Ramírez. Después, Betts volvió a anotar junto con benintendi para aumentar la ventaja. El propio Andrew logró la cuarta gracias (una vez más) a Ramírez, quien se sacrificó para la causa de su equipo.

Con el marcador 0-5 a favor de los locales, Judge esperanzó a todo el Bronx con uno de sus batazos especiales a jardín central que terminó como recuerdo en las gradas. Pero su home run fue rápidamente opacado por los Red Sox.

La sexta entrada sumó nueve carreras para los de Massachusetts. Kahnle y Shreve relevaron sobre el montículo para los de New York, pero poco pudieron hacer ante una potente ofensiva. Después de cuatro más en el marcador para su causa, llegó la hora de Mookie Betts. Con la casa llena, el jardinero pegó un Grand Slam al monstruo verde del parque que finalizaba con las pocas esperanzas que tenían sus rivales.

El cierre del encuentro no presentó ninguna carrera más. Con 13 carreras de ventaja, los Red Sox comenzaron a sacar rápidamente a sus contrincantes, mientras que los Yankees ya pedían la hora para que mañana traten de remediar lo acontecido en el inicio de una serie histórica. Y nada duele más que perder contra tu eterno rival por un marcador tan abultado.

0 Comentarios

Normas Mostrar