Competición
  • MLS
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Masters 1000 Cincinnati
  • WTA Cincinnati
  • Liga Chilena
Liga Ascenso MX Apertura
EN JUEGO
Celaya Celaya CEL

0

Cimarrones Cimarrones CIM

1

Universidad de Colima Universidad de Colima UCO

-

Alebrijes de Oaxaca Alebrijes de Oaxaca ALE

-

Liga Mexicana - Apertura
WTA Cincinnati
EN JUEGO
svetlana_kuznetsova Svetlana Kuznetsova Svetlana Kuznetsova
5 5
madison_keys Madison Keys Madison Keys
7 4

Los mejores narradores latinos en USA: 4 - Andrés Cantor

LOS MEJORES NARRADORES

Los mejores narradores latinos en USA: 4 - Andrés Cantor

Andrés Cantor

Uno de los pioneros de la televisión latina en Estados Unidos, adquirió notoriedad entre el público de habla inglesa por su peculiar y revolucionario grito de gol.

Estados Unidos

Su grito de gol, largo, agudo, rasposo, apasionado, catártico, es historia viva de la televisión de Estados Unidos. Andrés Cantor es una de las figuras latinas más prominentes de la cultura mediática en la Unión Americana. Su voz trascendió idiomas, incursionó en los platós culminantes de la televisión estadounidense, cantó para oídos que no entendían sus palabras pero sí la pasión impregnada en su voz. Andrés Cantor es uno de los representantes más notables de la voz latina, sus derechos y su valía, en la construcción del Estados Unidos moderno. Y, además, encarna la vocación del narrador: "Quiero llevar la pasión que siento a quienes me están viendo".

El camino fue largo. Siempre lo es. Nacido en Argentina, emigró a Estados Unidos, junto con su familia, su padre médico y su madre psicóloga, a los 15 años de edad, en busca de un lugar para vivir menos tenebroso que la Argentina militar de los 70. Estudió periodismo en la Universidad del Sur de California y sus sueños apuntaban a la prensa escrita. Colaboró para la editorial Atlántida como corresponsal en Los Ángeles, donde cubrió eventos deportivos, políticos, sociales, antes de tomar la oportunidad de su vida con la cadena SIN (Spanish International Network), precursora de Univisión. Una prueba como narrador de fútbol; la televisora quería implementar transmisiones de fútbol internacional, una pasión latina, para su creciente audiencia de costa a costa . Primero, fue un relato junto a Jorge Berry. Después, solo. "Tuve la dicha de que le gustó mi estilo; seguramente no fue ni cerca de lo que fue siendo con el correr del tiempo y me contrató a tiempo completo a partir de ese entonces; eso fue en febrero de 1987". Y ahí empezó todo.

30 años después de su debut, mucha agua ha corrido. El Mundial de Italia '90, el de Estados Unidos '94, el de Francia '98; el cambio a Telemundo en 2000, su proyecto radial (Fútbol de Primera), su sociedad con Norberto Longo en los comentarios, presente en las Copas del Mundo de Sudáfrica y Brasil. Pero el parteaguas de su carrera fue el Mundial en la Unión Americana, pues aprovechó la fiebre futbolística del momento para expandir la voz de la narración latina por todo el país: el ritmo cadencioso y, sobre todo, el grito largo, toda una tradición desde México hacia el sur, al que el público anglopartlante no estaba acostumbrado y que encontró fascinante y peculiar. Pronto, Andrés Cantor llamó la atención a nivel nacional, sin distingo de lengua, y fue invitado a programas como el de David Letterman, donde cantó gol ante la fascinación del público congregado en el estudio. El furor llegó hasta los Juegos Olímpicos de Sídney, cuando se puso ante los micrófonos de la NBC de habla inglesa para llevar la emoción del oro camerunés y el bronce chileno en la justa. El fútbol, de la voz de Cantor, estaba en la boca del estadounidense blanco, el que ha tenido al béisbol, la NFL, el baloncesto y el hockey sobre hielo como una forma de vida: "Me siento bendecido; en ese momento estuve muy feliz de aportar mi granito de arena a popularizar el fútbol soccer, que siempre fue tan reistido, por lo menos en esa época", recuerda orgulloso.

Por lo mismo, Cantor es un símbolo de la presencia latina en Estados Unidos y su expansión y crecimiento en los asuntos de la vida pública del país. Un pionero de una era que, hoy en día, ya está establecida, normalizada: "Hay gente que se puede considerar pionera de la televisión hispana. No puedo atribuirme absolumante nada, pero esa gente, que me incluyen, hemos creado lo suficiente como para que el mercado de los medios de comunicación en español sea tan importante ahora". El desarrollo de la televisión de habla hispana ha potenciado la voz del latino, del inmigrante en la Unión Americana, que hoy forma parte activa e indeleble de la construcción del país, de su teijdo social, de sus leyes, sus libertades y sus modos de vida. El rol de Cantor en ello es indiscutible: "El latinoamericano que vive en Estados Unidos necesita una ventana donde refrescarse a través de los medios. Hace 30 años había una sola. Hoy tienen distintas opciones para elegir dónde entretenerse, dónde informarse, dónde ven los deportes; empresas que están en contacto con las necesidades y las problemáticas del inmigrante hispano. Eso nos reconforta porque antes dependíamos, como minoría, de una sola voz que nunca nos hablaba a nosotros y ahora hay varias".

Toda una vida en Estados Unidos, Cantor ya no siente a 'América' como su nación putativa, a pesar de haber nacido a miles de kilómetros de distancia: "Uno termina perdiendo cierto sentido de pertenencia. No sabes de dónde terminas siendo. Yo soy argentino de nacimiento, tengo muy arraigado el sentir argentino, pero también soy de acá. Yo vivo aquí; es, prácticamente, mi primer país, porque llevo muchísimo tiempo. En USA he formado mi familia y hecho toda mi vida profesional, personal. Tengo lealtades para los dos países", se sincera Cantor antes de ajustarse los cinturones y arremangarse ante el próximo gran reto: el Mundial de Rusia 2018, que relatará para la audiencia de Telemundo. Aún hay sueños por cumplir: "Los futbolistas dicen: 'el día que me levante y no tenga ganas de hacer mi trabajo, ese día empezaré a meditar el retiro'. En mi caso, el día que me pase eso, sentiré que se rompió algo y haré algo distinto, pero creo que ese día no está muy cercano todavía".

"(Los latinos) antes dependíamos, como minoría, de una sola voz que nunca nos hablaba a nosotros y ahora hay varias".

0 Comentarios

Normas Mostrar