Dave Martínez y las expulsiones más polémicas del baseball

Washington Nationals

Dave Martínez y las expulsiones más polémicas del baseball

Dave Martinez

Pablo Martinez Monsivais

AP

El manager de los Washington Nationals se despidió ayer del encuentro de manera explosiva, pero él no ha sido el único de la historia en hacerlo.

Estados Unidos

El tiempo seguía su camino, pero lo extraño de todo es que no habíamos escuchado el nombre de Dave Martínez relacionado a alguna expulsión hasta el día de ayer. Fue el partido número ocho de la temporada de Grandes Ligas el que marcó la primera ocasión en que mandaron a los vestidores al manager de los Washington Nationals.

El coach novato fue expulsado rápidamente en el encuentro en contra de los New York Mets, después de que lo mandara fuera el árbitro Marty Foster al final de la tercera entrada del encuentro sabatino.

Martínez salió del dugout a enfrentar al umpire después de que el tercera base de los Nationals, Anthony Rendon, fuera expulsado por Foster cuando a Rendon le fue cantado su último strike y éste aventó al frente el bat. Después de varias palabras de Martínez dirigidas a Foster y la expulsión, el entrenador nativo del Bronx aventó su gorra al suelo y comenzó a patear la tierra de la caja de bateadores.

Las discusiones más impactantes entre managers y umpires

Butch Hobson, manager de Nashua Pride, tiene unas de las actuaciones más explosivas de las Ligas Menores cuando, en 2007, no estuvo nada de acuerdo con un cambio de decisión por parte del equipo de arbitraje en un encuentro en contra de North Shore Spirit.

Otro caso de ese mismo año es del legenadrio Lou Piniella cuando fue expulsado en la derrota por 5 a 3 contra los Atlanta Braves después de reclamar una mala decisión del referee de tercera base Mark Wegner. La furia de Sweet Lou alcanzó el punto en el que aventó su gorra y comenzó a patearle tierra al ampaýer.

El año 2007 parece ser el mejor tiempo para recordar los peores momentos de los managers en contra de las decisiones arbitrales. También en Ligas Menores, Phillip Wellman ganó fama internacional cuando hizo suyo el diamante del AT&T Field en un duelo entre su equipo, Mississsippi Braves, y los Chattanooga Lookouts de la Doble-A. El espectáculo comenzó debido a una protesta de Wellman por la expulsión de su pitcher.

La número uno se la lleva la expulsión de Bill Haller sobre Earl Weaver en 1980. En esta pelea, Weaver no se guardó ni una sola palabra para el árbitro del encuentro entre Orioles y Detroit Tigers. Esta discusión no solo fue durante el partido, los dos ya tenían historia desde que Weaver cuestionó públicamente la integridad laboral de Haller.

0 Comentarios

Normas Mostrar