Temas del día Más temas

¿Podrá ganar Brady con lo que quedó de Patriots?

Cuando defiendo el argumento de que Tom Brady es mejor que Joe Montana, siempre recurro a los receptores con los que estos dos legendarios quarterbacks ganaron sus Super Bowls.

Dos de los cuatro Super Bowls que ganó Montana lo hizo con Jerry Rice y John Taylor, y en los otros dos tuvo al ala cerrada Dwight Clark.

¿Los receptores de Brady en sus juegos por el título de la NFL? Troy Brown, David Patten, Deion Branch, David Givens, Brandon LaFell, Julian Edelman, Danny Amendola y Chris Hogan.

¿Rob Gronkowski? Brady sólo ha ganado un Super Bowl con su estelar ala cerrada en la alineación.

Es simplemente increíble.

Sin importar quiénes sean sus receptores, TB12 se las ingenia no solo para ganar sino para llevar a los Patriots al Super Bowl.

Pero en la campaña 2018 podría tener el reto más grande en su ilustre carrera de 18 años en la NFL.

La agencia libre no ha tratado bien a los Patriots, que tan sólo del lado ofensivo han perdido al tackle Nate Solder, al corredor Dion Lewis y recientemente a los receptores Brandin Cooks y Danny Amendola.

O sea que Tom perdió a su principal guardaespaldas, a su mejor corredor en 2017 y a su segundo mejor receptor, detrás de “Gronk”.

¿Qué le han llevado a Brady? No mucho. Los Patriots mandaron una selección de quinta ronda a los Oakland Raiders a cambio del receptor Cordarrelle Patterson (y un pick de sexta ronda) y el jueves firmaron al ex receptor de los Buffalo Bills y Philadelphia Eagles, Jordan Matthews.

En cinco años en la NFL, Patterson no ha tenido una sola campaña de 500 yardas, apenas tiene 7 touchdowns y su promedio de 10 yardas por recepción no es nada del otro mundo.

Sus mayores aportaciones han sido en equipos especiales.

Matthews tiene cuatro años de experiencia en la NFL, pero debido a lesiones sólo pudo participar en 10 juegos la temporada pasada -su única con los Bills- en la que atrapó 25 balones para 282 yardas y un touchdown.

En total suma 20 recepciones de anotación y su promedio es de 11.8 yardas por atrapada.

Pero los Patriots son expertos en sacarle agua a las piedras y será muy interesante ver cómo usa el coordinador ofensivo Josh McDaniels a estos dos receptores, y cómo Brady puede explotar sus habilidades en el campo.

Julian Edelman se recupera de una lesión en los ligamentos de la rodilla que sufrió en la pretemporada pasada y es una incógnita si podrá regresar al nivel mostrado en 2016, cuando tuvo 98 recepciones y 1,106 yardas.

Los otros receptores disponibles en New England son: Hogan (34-439-5), Phillip Dorsett (12-194-0) y Kenny Britt (2-23-0), que se combinaron para 109 recepciones, 1,315 yardas y 7 anotaciones en 2017.

Sí, en el papel es probablemente el cuerpo de receptores más pobre que ha tenido Brady desde que se convirtió en titular de los Patriots, en la campaña 2001.

En el backfield tampoco hay mucha ayuda. Por el momento, el titular es James White, quien competirá en el training camp con Jeremy Hill, proveniente de los Cincinnati Bengals vía agencia libre.

TB12 lo ha hecho muchas otras veces y no me sorprendería que lo hiciera de nuevo.

Brady iniciará la campaña regular con 41 años de edad recién cumplidos, y si es capaz de llevar a los Patriots al Super Bowl con estos receptores, creo que ya no habría mucho qué discutir sobre quién es el mejor quarterback de todos los tiempos.