Villanueva despliega pirotecnia hecha en México

San Diego Padres

Villanueva despliega pirotecnia hecha en México

Christian Villanueva

Alex Gallardo

AP

Christian Villanueva, tercera base de los San Diego Padres, tuvo una jornada memorable al disparar sus primeros tres cuadrangulares en Grandes Ligas.

Estados Unidos

Adrián González demostró cómo pegar cuadrangulares en Petco Park y, aparentemente, Christian Villanueva no se perdió ninguna de las lecciones de su paisano.

El antesalista mexicano escribió historia a batazos la noche del martes al disparar tres cuadrangulares en el triunfo de los San Diego Padres 8 - 4 sobre los Rockies de Colorado. Villanueva, quien inicia su segunda temporada en las Grandes Ligas, y primera completa, se convirtió en el segundo novato en la historia en volarse la barda en sus primeros tres turnos de un encuentro (Art Shamsky en 1966).

Pero la noche mágica de Villanueva estuvo plagada de historia. Bateó de 3-3 con tres jonrones, cuatro carreras anotadas y cinco remolcadas, convirtiéndose en el quinto pelotero de origen mexicano en disparar tres para la calle en un solo partido, uniéndose a González (2), Vinicio Castilla (2), Erubiel Durazo (2) y Roberto Ávila.

Villanueva, quien ya había dado muestras de poder al volarse la barda en cuatro ocasiones en los 12 partidos en los que vio acción la campaña anterior, se unió a una selecta lista de seis peloteros con al menos siete home runs en sus primeros 14 partidos como profesional.

“Es un sueño hecho realidad y es el principio de un buen año para San Diego”, declaró al término del encuentro en Petco Park.

Con 26 años de edad y originario de Guadalajara, Villanueva es el tercer jugador que emplean los Padres como titular de la antesala en los primeros cinco juegos de la temporada, y sin lugar a dudas el martes levantó la mano para quedarse con el puesto un poco más de tiempo.

Villanueva se unió a Hunter Renfroe como el único otro novato en la historia de los Padres en disparar tres jonrones en un partido, y es el primer mexicano en lograr la hazaña desde que González disparara los vuelacercas 303, 304 y 305 de su carrera el 22 de julio de 2016 con los Dodgers.

Sus primeros dos tablazos fueron sin gente en los senderos ante el zurdo Kyle Freeland, quien cargó con el revés. Recibió un pelotazo la siguiente ocasión que se paró a batear en el sexto inning, y una entrada más tarde cobró la afrenta con su cañonazo de tres carreras ante el venezolano Antonio Senzatela.

Los batazos de largo alcance no son tan habituales en San Diego. Pero Villanueva demostró el martes que el poder no conoce fronteras.

0 Comentarios

Normas Mostrar