Competición
  • Final ATP World Tour
Final ATP World Tour
novak_djokovic Novak Djokovic Novak Djokovic
-
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-
FINALIZADO
roger_federer Roger Federer Roger Federer
7 6
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
6 3

La llegada de Suh deja a Jared Goff sin margen de error

Los Angeles Rams

La llegada de Suh deja a Jared Goff sin margen de error

Llegada de Ndamukong Suh deja a Jared Goff sin margen de error

Steve Dykes

Getty Images

Los Angeles Rams es el equipo que más ruido ha hecho durante la agencia libre, pero tendrán que justificar sus gastos en la temporada.

Estados Unidos

Durante esta agencia libre, los Rams disparan primero y después hacen preguntas. Están en una guerra en la que no se toman prisioneros con el único objetivo de jugar el primer domingo de febrero.

La llegada del enorme defensive tackle Ndamukong Suh en un contrato por un año y 14 millones de dólares es solo la más reciente muestra de que los Rams no están conformes con su 2017 de cuento de hadas, en la que el sapo se convirtió en príncipe. Ahora quieren a todas las princesas disponibles, y si hay que robarlas, que así sea.

Para eso juntaron a Suh con Aaron Donald, Defensivo del Año en la NFL. Para eso reconstruyeron su perímetro con la llegada de dos cornerbacks de la talla de Marcus Peters y Aqib Talib. Para eso es que le dieron al coordinador defensivo Wade Phillips todas las armas necesarias para que su defensiva, la número 12 de la liga en 2017, esté al nivel del ataque más prolífico de la NFL la campaña anterior.

Pero la transformación de la temporada pasada, en la que llegaron a playoffs por primera vez desde 2004 no hubiera sido posible sin la mejor ofensiva de la NFL, encabezada por el coach debutante, Sean McVay, y la primera selección global en el draft de 2016, el quarterback Jared Goff.

Y será en Goff, y no en la renovada defensiva, donde recaiga toda la presión en un año en donde cualquier cosa que no termine con un desfile por las calles de Los Angeles será considerada un fracaso.

En su segundo año como titular indiscutible, Goff deberá evitar el temido bache del jugador de segundo año (sophomore jinx), que la campaña anterior ya tuvo entre sus víctimas a Dak Prescott. Para ello, Goff y McVay tendrán que mantener en constante evolución la fórmula y el sistema que los catapultó al éxito en 2017 un año después de que los Rams terminaron como el peor ataque de la liga y dejó a Goff con serias dudas sobre su futuro profesional.

Goff tendrá que demostrar en su tercera temporada cuál de los dos quarterbacks es en realidad, el que brilló la campaña anterior con 3,800 yardas, 28 touchdowns y siete intercepciones o el de 2016 que no ganó en siete inicios y tuvo siete intercepciones a cambio de cinco pases de anotación.

Para complicar la situación, Goff intentará ratificarse en una liga en donde todo se copia y en donde las defensivas rivales ya conocen mejor el sistema de McVay, además tendrá que hacerlo sin Sammy Watkins responsable de ocho touchdowns y 593 yardas, quien emigró en la agencia libre, y sin un reemplazo veterano en la posición.

Los Rams fortalecieron en esta agencia libre lo que consideraban su mayor debilidad, su defensiva que permitió 28.8 puntos en sus cinco derrotas y solo 16.8 puntos en sus 11 triunfos.

Sin embargo, no fue la defensiva la responsable de la eliminación prematura en postemporada. Sino una ofensiva comandada por Goff que apenas generó 13 puntos ante un equipo de Atlanta que se ubicó como la novena mejor defensiva de la liga, en una actuación en la que Goff apenas completó 24 de 45 intentos para 259 yardas y un touchdown.

Una actuación similar en postemporada podría echar por la borda todas las inversiones a corto y mediano plazo de estos últimos meses sin importar qué tan buena sea la defensiva de los Rams.

0 Comentarios

Normas Mostrar