Josh Rosen: el polémico quarterback de UCLA

NFL Draft 2018

Josh Rosen: el polémico quarterback de UCLA

Josh Rosen: el polémico quarterback de UCLA

Getty Images

Sus capacidades atléticas son de lo mejor, pero sus constantes lesiones y falta de liderazgo son aspectos que preocupan a los scouts.

Estados Unidos

Unos lo consideran el mejor quarterback de la Clase 2018. Otros creen que no tiene lo que necesita para triunfar en la NFL.

Su nombre es Josh Rosen. Fue titular tres años en UCLA, aunque la campaña de 2016 sólo jugó en seis partidos debido a una lesión en el hombro.

Algunos scouts lo tendrán como primero; otros como tercero, pero la mayoría coincide en que está en el Top 3 de la Clase 2018 y que, por ende, es material de primera ronda en el Draft que se celebrará en Arlington y que comienza el 26 de abril.

Sus estadísticas son impresionantes. En 2017 tuvo 6 juegos de al menos 350 yardas, un récord en UCLA.

Jugó en 11 partidos, completó 62.6 por ciento de sus envíos, sumó 3,756 yardas, con 26 touchdowns y 10 intercepciones. Fue, sin duda, su mejor temporada con los Bruins.

Su mecánica es buena y puede lanzar cualquier pase que se requiere en la NFL, y eso quedó más que claro en el Scouting Combine de Indianapolis.

“En lo que respecta a Rosen, es el mejor pasador ‘natural’ que he visto en varios años”, dijo Mike Mayock, uno de los analistas más respetados en lo que se refiere a evaluar talento colegial. “Está en equilibrio en cada lanzamiento. Es muy preciso en pases cortos, intermedios y profundos”.

“Honestamente, se parece a Peyton Manning cuando se mueve en el campo”, dijo un scout en el Pro Day de Rosen.

“Josh realmente tiene talento. Lo vi lanzar hace unos años en UCLA durante el verano. Es de lo mejor que he visto en mi vida”, dijo Troy Aikman, egresado de UCLA y ganador de tres anillos de Super Bowl con los Dallas Cowboys.

Sin embargo, hay algunos aspectos que preocupan a los scouts, y tienen que ver con su durabilidad y personalidad.

“El problema que tengo con Rosen es que tiene un problema de durabilidad”, dijo Mayock. “Tuvo una lesión en el hombro en 2016, dos conmociones cerebrales en 2017 y cuando combinas eso con su incapacidad de escapar de la bolsa de protección, es algo que preocupa. Me pregunto si puede o no jugar suficientes juegos para dejar una huella significativa en la NFL”.

Un quarterback debe ser un líder natural, dentro y fuera del campo, una facultad que aparentemente no tiene Rosen.

“Nunca ha sido el gran ganador que se suponía era cuando fue reclutado”, dice Greg Gabriel, de Pro Football Weekly. “Es muy inteligente y será el primero en decírtelo. Puede ser difícil entrenarlo. No es el líder que quieres en el campo y no es tan querido ni respetado como debería ser”.

“Creo que los equipos [de la NFL] quieren saber cuál es su pasión por el juego. ¿Realmente lo ama? ¿Está comprometido durante los próximos diez años para ser el mejor que pueda ser, o va a estar contento con solo ser un buen jugador y sobrevivir?”, se pregunta Mayock.

“No hay duda de que Rosen tiene el talento natural para convertirse en un muy buen quarterback en la NFL, pero dudo que lo haga”, agrega Gabriel. “Era un prospecto de cinco estrellas cuando salió de la secundaria, y se hablaba de que sería el mejor quarterback de todos los tiempos. Nunca estuvo a la altura de las expectativas. Rosen carece de los intangibles para ser un ganador constante en el próximo nivel. Necesita madurar y aceptar el coaching si quiere tener éxito. [En el Draft] saldrá muy alto por lo que puede ser, no por lo que es”.

Ahora que los Jets tienen la tercera selección global, no es descabellado pensar que los tres primeros jugadores reclutados sean quarterbacks.

Sam Darnorld (USC) es el favorito para ser la primera selección.

¿Quién se arriesgará con Rosen?

0 Comentarios

Normas Mostrar