Jets tendrán un embotellamiento en la posición de QB

New York Jets

Jets tendrán un embotellamiento en la posición de QB

Josh McCown

Al Bello

Getty Images

New York Jets podrían iniciar la temporada con tres quarterbacks en el plantel para este 2018 en la NFL: dos veteranos y un novato laureado.

New York

Durante años, los New York Jets han padecido de un hueco en la posición de quarterback que ni el mismo Brett Favre pudo llenar.

Ahora, existe una buena posibilidad de que New York tenga a tres pasadores capaces para iniciar la temporada. Dos de ellos están seguros y bajo contrato después de que el domingo se oficializara la llegada de Teddy Bridgewater en un pacto por un año, complementando la firma de su titular del año pasado, Josh McCown.

Tanto McCown como Bridgewater están firmados por una sola temporada, por lo que el equipo aún no tiene una solución a largo plazo. Es ahí donde entra el movimiento del sábado, en el que los Jets adquirieron la tercera selección global.

Con ese canje con los Colts, los Jets podrían ir en varias direcciones, aunque el pensamiento convencional indica que tomarían al mejor quarterback en el tablero. La pregunta aquí es ¿Quién? Las opciones son Sam Darnold, Josh Rosen, Josh Allen o Baker Mayfield.

Y aunque pareciera que es difícil tomar una decisión equivocada al considerar el nivel de talento de los cuatro prospectos, los Jets ya han fallado antes estando en una posición similar. La decisión que tomen el próximo 26 de abril podría acelerar o derrumbar el futuro de la franquicia.

En caso de que opten por tomar un quarterback con la tercera selección global (¿Y por qué no habrían de hacerlo?) sería la selección más alta que los Jets han destinado para un pasador desde Joe Namath fue la primera selección en el reclutamiento de 1964.

Pero no hay mucho más de qué presumir en más de medio siglo. Desde 1992, los Jets han tomado a 13 quarterbacks en el draft. Y la última vez que hicieron un cambio para subir posiciones en el reclutamiento y seleccionar a un quarterback fue en 2009 con Mark Sanchez, una historia de éxito fugaz.

El movimiento de los Jets también podría alterar los planes de los dos equipos que reclutan antes que ellos en el draft, Cleveland y Giants (hasta el momento), quienes a sabiendas de que New York iría por un quarterback se verían obligados a reclutar a uno antes de tiempo.

Eso abriría la posibilidad de que, incluso con la tercera selección, los Jets no puedan acceder al jugador que tienen en la mira. Entonces el gerente Mike Maccagnan tendría que barajar rápidamente sus opciones, el running back Saquon Barkley, el defensive end Bradley Chubb o un nuevo canje en el orden al draft.

De ser este el caso, el equipo también se vería obligado a ver más de cerca a Bridgewater, quien de momento se perfila como una red de seguridad, pero que con apenas 25 años _ y en el entendido de que esté plenamente recuperado de una lesión en la rodilla_ podría tomar la estafeta como el futuro de la franquicia.

Esa situación le podría rescatar el trabajo, que actualmente se encuentra en el limbo, a uno de los dos proyectos más recientes del equipo en la posición: Bryce Petty o Christian Hackenberg, quien fue tomado en la segunda ronda en el draft del año pasado.

New York tiene muchas opciones en la posición de quarterback y, al mismo tiempo, no tiene una sola certeza. Sí, suena como algo que solo sucede en los Jets.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar