El PSG, esa gran mentira

Miami

Sin embargo, cuando uno sobrevende una promesa, no tiene sentido y se vuelve en su contra.

En otras palabras, el PSG es el hazmerreír del mundo porque las cosas no se hacen así.

No puedes ir por detrás del Barça y quitarle a una de sus estrellas y creerte que eres el más listo de la clase.

No puedes ir por detrás del Mónaco y quitarle a Mbappé y creerte todavía más listo.

Tampoco puedes jugar una liga de juguete, ir caminando todos los fines de semana, ganar 9-0 y luego creer que en la Champions podrás hacer lo mismo.

Ni creer que le puedes gritar a los árbitros en la cara, como haces los fines de semana y creer que los árbitros de la Champions se van a amedrentar. ¿Eh, Verrati?

Y da igual que Nike haya incrementado la venta de tus camisetas por el mundo, ¿para qué? ¿para que los niños lleven la camiseta de un equipo perdedor?

El fútbol no es un puzzle de una dimensión: jugadores, salarios y entrenador.

El fútbol es eso y además súmale valores, filosofía, mentalidad, actitud, ganas, saber sufrir, luchar, cantera, paciencia, años, historia y miles de variables más.

¿Creeíais que por gastarse 400 millones de euros por año ya bastaba? No.

¿Quieres un ejemplo? El City.

El City con muchos millones deambuló durante muchos años siendo muy rico. Pero cuando llegó la nueva dirección, la filosofía, los valores y Pep Guardiola, entonces todo cambió.

El PSG no es una verdad, es solo una ilusión hipotética de aquello que nunca fue y que me cuesta creer que algún día sea cierto.

0 Comentarios

Normas Mostrar