Competición
  • Europa League

Philippe Moggio: "Queremos que más países puedan competir"

ENTREVISTA | CONCACAF

Philippe Moggio: "Queremos que más países puedan competir"

Philippe Moggio, secretario general de Concacaf

JAVIER RAMIREZ

MEXSPORT

Philippe Moggio, secretario general de Concacaf, aseguró que la Liga de Naciones marcará un parteaguas para el desarrollo del fútbol en la región.

Estados Unidos

En la víspera de la presentación de la nueva Liga de Naciones de Concacaf, la nueva competencia regional cuyo objetivo práctico será la sustitución de los partidos amistosos internacionales por un torneo con valor oficial y clasificatorio, Philippe Moggio, secretario general de la Confederación de Fútbol de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe, valoró en entrevista con AS USA las virtudes y el racional de la naciente competición.

"Es un día muy especial para Concacaf (...) (La Liga de Naciones) les dará acceso a todos nuestros miembros para participar más a nivel de selección nacional, a tener mucho más competencia y utilizar esa competencia como un motor de desarrollo para nuestro deporte", destacó Moggio al explicar la idea de la creación de la Liga de Naciones: "Lo más importante era ofrecer a nuestro miembros la oportunidad de jugar mucho más partidos dentro de los cuatro años entre las Copas Mundiales, que tengan la oportunidad de entrar en competencia oficial. No todos los países tienen la oportunidad de jugar amistosos internacionales habitulamente. Los ofreces una competencia oficial en la que hay algo en juego".

La Liga de Naciones, presentada este 7 de marzo, acomodará a 34 de las 40 asociaciones legibles para disputar competencias internacionales (Guatemala sigue suspendida por FIFA) en tres divisiones distintas, entre las que habrá ascensos y descensos, a imagen y semejanza de un campeonato de liga estándar. La posición de cada selección será definida por un proceso clasificatorio de cuatro partidos que iniciará en septiembre y terminará en marzo. Costa Rica, Honduras, México, Panamá, Estados Unidos y Trinidad y Tobago, equipos que disputaron la última fase eliminatoria de Concacaf rumbo a Rusia 2018, están exentos de participar en la ronda mencionada al ganar deportivamente el derecho de posicionarse en la división más alta.

La Liga, ya diseñada, comenzará hostilidades en 2019 y fungirá como proceso clasificatorio para la Copa Oro del mismo año, un torneo que podría celebrarse en varios países de la región a la vez, y no exclusivamente en Estados Unidos: "Queremos expandir el desarrollo de la competencia. Sí se está analizando dónde y cómo otorgar la sede. Claro que se contempla la posibilidad de que no todos los partidos sean en Estados Unidos". Para Moggio, ningún otro motivo político (las polémicas directrices del actual gobierno) originó la decisión de expandir la celebración del torneo a diferentes naciones a la vez: "Nos enfocamos en que más países tengan la oportunidad de competir. Este es el principal motivo para que se juegue en otros países y no solamente en Estados Unidos".

La concesión del Mundial de 2022 a Catar motivó que, debido a las altas temperaturas imperantes en el Golfo Pérsico a lo largo del verano, el campeonato deba disputarse en los meses de noviembre y diciembre. El cambio ha causado un terremoto en el status-quo del fútbol, que deberá modificar sus calendarios, tiempos y formas in-extremis, incluídos las clasificatorias mundialistas de cada Confederación. Sin embargo, Concacaf aún no tiene un plan para la contingencia, aclaró Moggio. Lo que sí vislumbra el organismo es la cimentación de nuevas medidas en contra de las manifestaciones políticamente incorrectas dentro de los estadios, como los 'gritos homofóbicos' que han derivado en sanciones económicas de FIFA para Honduras y México: "Queremos generar un ambiente en los estadios donde todos sean bienvenidos. Donde demostramos y celebramos la diversidad y la inclusión de nuestra región. Sabemos que eso es un proceso largo", finalizó Moggio.

0 Comentarios

Normas Mostrar