NFL DRAFT

Mason Rudolph, la joya 'escondida' del Draft

El quarterback de Oklahoma State no tiene la publicidad de otros, pero puede ser el gran “robo” de la Clase 2018; Steelers y Patriots son sus opciones.
Seahawks vs Packers en vivo y en directo: NFL Playoffs

Mason Rudolph, la joya “escondida” del Draft

Todos hablan de Baker Mayfield, de Sam Darnold, Josh Rosen, Lamar Jackson y hasta de Josh Allen. Son los mejores quarterbacks que estarán disponibles en el Draft de la NFL.

Pocos hablan de Mason Rudolph, de Oklahoma State, un prospecto que tiene todos los atributos para convertirse en el mejor pasador de la Clase 2018.

Con los Cowboys se convirtió en titular en la Semana 11 de su primer año. Desde entonces, comenzó todos los partidos y jamás faltó debido a una lesión.

La campaña de 2017 fue espectacular. Completó 65% de sus pases para 4,904 yardas, con 37 touchdowns y apenas 9 intercepciones.

Rudolph es inteligente e instintivo, pero también posee un buen brazo, con fuerza y precisión.

Aunque no es un escapista como Carson Wentz o Russell Wilson, Rudolph sabe moverse en la bolsa de protección y mantener las jugadas vivas.

Es reconocido por sus compañeros de equipo básicamente por dos cosas: ser un buen líder y su excelente ética de trabajo.

Entonces, ¿por qué no ha llamado la atención de los medios y aparentemente tampoco de los scouts? Probablemente se deba al sistema ofensivo en el que operó casi cuatro años en Oklahoma State, que es considerado “poco complejo” para los estándares de la NFL.

Brandon Weeden, otro ex quarterback de los Cowboys, fue un fracaso en la NFL, y quizá esa mala experiencia afecte a Rudolph y le reste puntos de cara al Draft.

Pero sí hay equipos que le tienen fe.

“En lo que respecta a los Patriots, creo que hay quarterbacks con interesante potencial en la segunda y tercera rondas este año”, dijo Mike Mayock, gurú del Draft en NFL Network. “Creo que Mason Rudolph, de Oklahoma State, es un jugador realmente lógico. No creo que tenga gran movilidad, pero puede hacer lo que los Patriotas le pidan”.

Rudolph fue un jugador muy productivo a nivel colegial: pasó para 13,618 yardas, con 92 touchdowns y solo 26 intercepciones.

Algunos expertos creen que tiene todas las herramientas necesarias para sobresalir en la NFL; otros piensan que necesitará tiempo para ajustarse a las complejas defensivas profesionales.

Él solo cree que sería bárbaro jugar en el mismo equipo que Brady.

“[Sería genial] aprender de uno de los mejores de todos los tiempos y de una mente como la de Tom”, dijo Rudolph. “Sería una gran oportunidad”.

Rudolph es un jugador subestimado en este Draft y por lo mismo podría ser el gran “robo” de la Clase 2018.

La proyección es que sea elegido al final de la primera ronda o en algún punto de la segunda.

Un reporte de ESPN asegura que los Steelers planean reunirse con Rudolph en el Scouting Combine de Indianapolis. Pittsburgh ocupa la posición 28 en la selección de la primera ronda y ya debe pensar en quién será el sucesor de Ben Roethlisberger, quien ha amagado con retirarse en más de una ocasión.

¿Ser el suplente y eventualmente el heredero de Tom Brady o de Roethlisberger? No suena mal para este chico de Oklahoma State.