Gerard Moreno anula el doblete de Maxi Gómez en Balaídos

  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Celta

31' Maxi Gómez

74' Sale Pione Sisto entra Emre Mor

74' Sale Radoja entra Pablo Hernández

79' Maxi Gómez

77' Pablo Hernández

84' Hugo Mallo

88' Sale Hugo Mallo entra Lucas Boyé

91' Maxi Gómez

Espanyol

9' Leo Baptistao

44' Víctor Sánchez

53' Diego López

60' Sale Jurado entra Sergio García

72' Sale Darder entra Dídac

72' Sale Leo Baptistao entra Piatti

82' Marc Navarro

86' Gerard Moreno

89' Sergio García

CELTA 2 - ESPANYOL 2

Gerard Moreno anula el doblete de Maxi Gómez en Balaídos

Gerard Moreno anula el doblete de Maxi Gómez en Balaídos

Salvador Sas

EFE

El catalán se inventó un golazo sobre la bocina para rescatar un punto de Balaídos. Antes, Baptistao había adelantado a los pericos y Maxi lideró la remontada celeste con dos goles.

Con el partido agonizando y el Espanyol al borde de la asfixia, apareció Gerard Moreno para frotar su lámpara mágica. De un pelotazo se inventó una jugada de gol con tres movimientos en dos segundos. Controló con el pecho de espaldas a la portería, se dio la vuelta, ajustó el punto de mira y disparó su misil directo a la red. Nada pudo hacer Rubén Blanco ante el genial zurdazo del ariete catalán. Su disparo era el segundo del Espanyol a puerta en todo el partido. El anterior, de Baptistao, fue a los diez minutos y también acabó besando la red. El brasileño superó al meta celeste en el uno contra uno tras ser habilitado por Gerard Moreno y por un error de Sergi Gómez. Entremedias, casi ochenta minutos de asedio céltico a la portería del gigante Diego López. El cancerbero gallego hizo paradas de todos los colores. Con las manos, con el pie, a bocajarro…

El punto no sirve de mucho, clasificatoriamente hablando, a Celta y Espanyol. Los vigueses pierden el ritmo de Sevilla y Eibar en la pelea por Europa, mientras que los barceloneses quedan prácticamente eliminados de esa batalla.

El duelo respondió al guión previsto, sobre todo a raíz de que los visitantes se adelantaran en el marcador. El Celta monopolizó la posesión del balón y se armó de paciencia para encontrar espacios entre la ordenada defensa perica. Jurado era la única brecha en el plan de Quique, y por allí intentó acceder una y otra vez Hugo Mallo. Hasta que de un centro suyo llegó el empate. Maxi, el incansable, apareció en área pequeña para jugarse la cabeza a cambio de obtener el gol. El uruguayo es un auténtico martillo pilón. No para de ofrecerse, de fajarse y de buscar la portería rival como si allí estuviera la isla del tesoro. Y marcar tampoco le libera de esa ansiedad. Al contrario, parece que le aumenta la adicción e insiste en seguir devorando. De hecho, tras marcar el gol del empate obligó a Diego López a disfrazarse de súper héroe. El primer súper poder del portero gallego fue un sensacional despeje tras un potente remate. El Celta estaba en plena faena para buscar la remontada, pero el descanso cortó su lanzada carrera.

Tras la reanudación, el Espanyol supo frenar el ímpetu celeste, que tuvo que reiniciar su plan para volver a encontrar el hueco donde abordar el butrón. Y, como no, Maxi descubrió la pared más débil. Su duelo con Diego López parecía una pelea de peso pesado. Uno golpeaba y el otro se protegía. Sin cuartel. Entonces Maxi encontró dos aliados inesperados. Emre, que salió de revulsivo, hizo su primera gran jugada como celeste y le sirvió el balón desde el costado. El uruguayo se revolvió para armar el disparo y, de camino a la portería, el balón golpeó en un defensa espanyolista. Eso supuso un KO técnico para Diego López, que cayó al verde resignado.

El partido, como decía al principio, parecía ya visto para sentencia. Pero entonces apareció Gerard Moreno. El genio de la lámpara.

Quique: "En estos partidos hay que tener colmillo hasta el final"

Quique Sánchez Flores, entrenador del Espanyol, reconoció este domingo la superioridad del Celta de Vigo (2-2) en el partido que ambos equipos empataron en Balaídos, y valoró positivamente el punto a pesar de que encadenan cinco jornadas sin ganar.

"Hemos defendido mucho más atrás de lo que hubiésemos querido durante todo el partido. Pero el Celta tiene un gran equipo que controla muy bien los espacios. Nos ha dominado claramente y ha sido superior en varias facetas del juego. Pero en estos partidos hay que tener colmillo hasta al final e intentar superarse ante un rival que puede hacer un mejor partido que nosotros, como ha sucedido hoy", comentó.

"La pelota nos duraba muy poco, sus recuperaciones era muy rápidas y no hemos podido salir a jugar en campo contrario. Pero le damos importancia al resultado porque puntuar en un campo donde equipos grandísimos lo han pasado muy mal es bueno aunque no haya sido nuestro mejor partido", añadió.

En su comparecencia ante los periodistas, el técnico del Espanyol volvió a elogiar a Gerard Moreno, autor del gol del empate en el minuto 88: "Se nos agotan los elogios para él, no sólo porque haya marcado un gol importante para el futuro del equipo sino por lo que representa. Es un chico muy comprometido, que ordena al equipo desde arriba y es importante en todas las facetas del juego".

Quique Sánchez Flores tampoco se olvido de la actuación del portero gallego de su equipo Diego López: "Necesitaba un partido así, no lo queremos porque no queremos sufrir así. A veces los porteros necesitan un partido en el que salvan goles, y hoy ha dado un paso adelante".

Unzué: "El Espanyol disparó dos veces y marcó dos goles"

Juan Carlos Unzué, entrenador del Celta de Vigo, achacó el empate de su equipo ante el Espanyol (2-2) a la enorme eficacia del conjunto catalán y al desacierto de sus futbolistas ante el portero Diego López.

"El rival ha chutado dos veces y ha marcado dos goles y nosotros hemos chutado dieciséis o diecisiete, algunas de mucha claridad, y no hemos sido capaces de marcar dos goles. El análisis es tan simple y frustrante como eso. Estas situaciones son más mérito del rival que demérito nuestro", explicó en rueda de prensa.

En este sentido, el preparador navarro recordó que el estilo del Celta es ir atacar y ello conlleva asumir riesgos en defensa: "Vamos a sufrir algunos goles así porque nuestro ímpetu para ir a presionar, nuestra intención de ser agresivos y no dejarle al rival pensar va ligado a eso".

"El equipo ha entendido muy bien el partido. No puedo darle a mis jugadores más que la enhorabuena. Me voy frustrado pero en el fondo sé que este es el camino a seguir", indicó Unzué, para quien la actuación de Diego López ha sido decisiva: "Ha tenido un gran día y no es una excepción, es un portero de nivel contrastado".

0 Comentarios

Normas Mostrar