Competición
  • Champions League
  • MLS
  • Copa Libertadores

El Thunder vuelve a arrasar a los Warriors con el dúo Russ-PG

WARRIORS 105 - THUNDER 125

El Thunder vuelve a arrasar a los Warriors con el dúo Russ-PG

El Thunder vuelve a arrasar a los Warriors con el dúo Russ-PG

JOHN G. MABANGLO

EFE

Dos veces se han enfrentado esta temporada y las dos con el mismo resultado. Nuevo aviso de OKC, que cambió el quinteto. 24 buenos minutos de Abrines.

Madrid

Cuatro derrotas consecutivas, el "me encanta la adversidad" de Westbrook y... Boom. Otro partido importante, de los que todos tienen marcado en el calendario, y otro gran aviso del Thunder. Qué peligro tienen en playoffs...

A competir muy pocos como Russ y en lo que llamamos baloncesto de dos lados puede que en este momento no haya nadie mejor Paul George. El primero empujó desde el primer minuto, sin dejar que la defensa de los Warriors tuviera tiempo para asentarse y tomar decisiones. Atacó sin parar, acertado desde los codos y destrozando a los locales con transiciones de 3-4 segundos (21 puntos y cuatro asistencias en un primer cuarto impresionante, 9/11 en los tiros y 3/3 en los triples, y 34+9+9 al final). El segundo se crece contra los más grandes. Le pasaba contra LeBron en aquellas maravillosas series de conferencia este y ahora le pasa contra los Durant, Klay, Curry, Green... Pongo a todos porque los defiende a todos (impresionante la cantidad de balones que roba/desvía cada noche: lidera la liga en las dos categorías). Y más increíble todavía es que le sobre energía para sostener al equipo en ataque en tramos sin Westbrook (38+5+3+6 y seis triples), ser el perfecto escudero cuando éste vuelve y dejar por el camino un triple tras paso atrás sobre Durant (precioso) o un mate tremendo sobre Pachulia. En serio, qué partido. Bueno, qué jugador.

Hoy toca, además, alabar a Billy Donovan. Cambio el quinteto (dejó fuera a Ferguson, que había sido el sustituto de Roberson hasta el momento) y acertó. Gran partido de Huestis (titular), gigante Jerian Grant (muchos minutos: Adams tuvo problemas de faltas, alguna que otra de risa...), ambos son perfectos para jugar contra los Warriors por su capacidad para cambiar posiciones, y acertado Álex Abrines, que juega mucho más desde la lesión de Roberson y está respondiendo (no desentonó en defensa, sacó incluso una falta en ataque y anotó tres triples en 24 minutos).

Dos pinceladas más sobre el Thunder antes de entrar en la cabeza de los Warriors: Carmelo tuvo que dejar el partido a los seis minutos con un esguince de tobillo y Steven Adams marca diferencias cuando está sobre el parqué. En defensa, pero también en ataque.

¿Dónde están los campeones?

Evidentemente, los Warriors siguen siendo el mejor equipo de la NBA. De largo, seguramente. Pero han bajado a la tierra y veremos lo que les cuesta volver a su planeta. De momento, otra paliza de OKC (van dos de dos), tercera derrota en cuatro partidos y la cabeza en otro sitio... Hasta 25 pérdidas de balón (otra vez las pérdidas...) que se tradujeron en 16 intentos más de los Thunder y un 38-13 en puntos tras pérdida (también ganaron la pintura). Demasiada ventaja, claro.

Durant anotó 33 y a ratos fue el único jugador de los Warriors que parecía estar jugando el mismo partido que los Thunder. Completamente superados en intensidad, los campeones no estuvieron preparados mentalmente para arrancar y tampoco consiguieron ponerse al nivel de OKC (nivel salvaje, todo sea dicho). Quizás Draymond Green, que dejó varias acciones defensivas de las suyas antes de acabar expulsado (doble técnica), sí estaba para competir... Pero solo quizás y no al nivel de los Thunder. Lo dije el día que traspasaron a Paul George, también el día que se enfrentaron por primera vez y lo tengo que repetir hoy: por favor, NBA, siete partidos en playoffs. Siete.

0 Comentarios

Normas Mostrar