¡Sin piedad! Los Raptors pasan por encima de los Celtics

RAPTORS 11 - CELTICS 91

¡Sin piedad! Los Raptors pasan por encima de los Celtics

¡Sin piedad! Los Raptors pasan por encima de los Celtics

John E. Sokolowski

USA TODAY Sports

"Nos pateó el culo un equipo que fisícamente nos abrumó", resumió Brad Stevens. Partidazo de Toronto, que se coloca a un partido del liderato del Este.

Madrid

Como los Cavaliers continúen así (esta madrugada escribieron un nuevo capítulo en su particular libro de vergüenzas) y no hagan nada por remediarlo en las próximas 36 horas, es bastante probable que los Celtics y Raptors se vean las caras en la final del Este allá por mayo. Al menos eso es lo que dicta a día de hoy la clasificación de la Conferencia. Una noción que refrendan las sensaciones hasta ahora mostradas. De ahí que esperásemos mucho del partido disputado en Toronto. Nos quedamos con las ganas porque los canadienses pasaron por encima de su rival. "Nos pateó el culo un equipo que físicamente nos abrumó", admitió Brad Stevens. "Necesitamos hacer mejor las cosas. Hoy jugamos lentos. No parecíamos preparados para reaccionar su velocidad y nivel físico", prosiguió el técnico.

Toda la razón. Sólo hubo un equipo sobre el parqué de ese fortín llamado Air Canada Centre. A excepción de los compases iniciales en los que Kyrie Irving logró responder al primer acelerón local (del 8-2 se pasó al 8-9), los Celtics estuvieron a merced de los Raptors. Hay que dar todo el crédito del mundo a un equipo que defendió de maravilla y que lleva toda la temporada jugando muy bien al baloncesto. Boston no paró de fabricar pérdidas tontas, cometer errores tontos y errar tiros aparentemente fáciles, pero no hay excusa que valga. Los de Casey impusieron un ritmo frenético con el que lograron encontrar las ventajas a la par que hacían circular el balón a la perfección. Acompañaron su 50% en tiros de campo (40/80) con 29 asistencias y 20 tantos extra al contraataque.

Kyle Lowry, máximo anotador del encuentro, fue una pesadilla desde el triple (6/11). El base estuvo bien secundado por su compañero de andanzas, un DeRozan que desde que ha incorporado el tiro de larga distancia a su repertorio es una amenaza aún mayor. El dúo de all stars estuvo bien y el banquillo local aún mejor.     

0 Comentarios

Normas Mostrar