Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

Real Madrid-PSG: lucha de gigantes en el mercado

REAL MADRID - PSG

Real Madrid-PSG: lucha de gigantes en el mercado

Al Khelaifi y Florentino Pérez en Doha, durante un amistoso PSG - Real Madrid.

JAVIER GANDUL

El caso Neymar es el último de una serie de conflictos en el mercado entre los dos transatlánticos del fútbol. Analizamos cinco casos del pasado.

Madrid

El Real Madrid y el PSG se baten el cobre por Neymar; el equipo blanco quiere relanzarse con un nuevo proyecto el próximo curso y quiere que el brasileño sea la punta de lanza de ese proyecto, pero el equipo parisino se parapeta en el contrato de Neymar, hasta junio de 2022, y en que no tiene cláusula de rescisión. "Jamás se irá el próximo verano, al 2.000%", dijo Nasser Al Khelaifi recientemente sobre el interés del Madrid. No es una cuestión de precio, sino de que el PSG no entra ni a negociar. Es el último caso de conflicto entre estos dos gigantes desde 2013, cuando empezó esta serie de batallas en el mercado. Analizamos otros cinco casos precedentes.

1. Cristiano: "Estoy triste y el presidente sabe por qué"

El primer encuentro entre ambas entidades tras la adquisición del PSG por parte del emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al-Thani (Al Khelaifi sólo es el presidente y administrador del club, al frente de la compañía Qatar Sports Investments). Tras lograr en los últimos días de agosto un doblete en la Liga 2012-13 ante el Granada en el Bernabéu y no celebrar ninguno de los dos goles, Cristiano salió a la zona mixta y soltó la bomba: "Estoy y triste y el presidente sabe por qué".Minutos después, se filtró que le había solicitado a Florentino que le traspasase al PSG, que le ofrecía una cantidad de dinero que le equiparaba a Messi, en ese momento mejor pagado que él. El presidente le cerró la puerta y desde ese día empezó a trabajar en su renovación, que se hizo oficial la temporada siguiente. No logró Al Khelaifi su objetivo, pero sí consiguió que el Madrid notase la presión del equipo parisino. Una presión que iría creciendo año a año, según el proyecto catarí del PSG se asentaba. Cristiano es un antiguo deseo de Al Khelaifi, irrealizado hasta el momento y en el que el portugués también ha puesto de su parte en alguna ocasión.

2. Ancelotti, por siete millones

Mourinho dejó el Madrid tras la temporada 2012-13, de mutuo acuerdo con el club tras una temporada casi en blanco (sólo ganó la Supercopa de España) y Florentino ideó un nuevo proyecto con varios fichajes (Carvajal, Bale, Isco, Illarramendi...) y con Ancelotti al frente. Ya había querido al italiano en el pasado, pero sus compromisos primero con el Milán y luego con el Chelsea truncaron la opción. Sin embargo, el PSG no lo puso fácil: a Ancelotti le quedaba un año de contrato, hasta junio de 2014, y se negaba a que saliese tras haber ganado la Ligue 1 (tercera vez en toda la historia del club). El deseo de Ancelotti, que ya había llegado a un acuerdo con el Madrid, hizo ceder al PSG, que finalmenteabrió la mano a cambio de siete millones de euros que Florentino pagó para tener consigo al que, a la postre, sería el técnico de La Décima.

Ancelotti y Zidane, pareja técnica en el Real Madrid.

3. Verratti, primer chasco

Con Ancelotti, el Madrid intentó incorporar también a Marco Verratti, por entonces empezando a despuntar en el PSG y protagonista de la Italia que había alcanzado la final del Europeo Sub-21 de 2013, que ganó la España de Isco, Morata e Illarramendi. Aquel torneo sirvió al Madrid para buscar talento en el bando español y también en los extranjeros. "He leído un montón de noticias en los periódicos y estoy muy contento de que sea pretendido por grandes clubes como el Real Madrid", dijo entonces su agente, Donato Di Campli (al que abandonó este verano pasado tras ser incapaz de gestionar su salida al Barcelona; Verratti firmó con Mino Raiola, agente de Pogba, Ibrahimovic y Lukaku, entre otros).

El PSG reaccionó rápidamente y renovó al medio transalpino hasta junio de 2018, con un importante aumento de sueldo, pese a que éste estaba dispuesto al traspaso: "A cualquiera le gustaría jugar con Isco...". Fue la primera vez en que el PSG mostró a las claras su enorme poderío económico ante otro grande de Europa. El propio Di Campli lo exteriorizó recientemente así: "Nadie va a mover a Neymar del PSG.Están arrestados en una cárcel de oro...".

4. Di María, sólo con el dinero por delante

Al verano siguiente, el de 2014, fue el PSG el que llamó a la puerta del Real Madrid para hacerse con los servicios de Di María. El argentino acababa de ser nombrado mejor jugador de la final de la Champions League, además de pieza importante con Argentina en el Mundial de Brasil 2014, en el que la albiceleste fue subcampeona del mundo por detrás de Alemania. Pero Di María deseaba salir por varios motivos: había visto que su puesto en el tridente de ataque era para Bale y Ancelotti le había encontrado acomodo en el trivote medular como interior, un puesto en el que brilló gracias a su vigor físico y su capacidad de desborde en corto, aunque le obligaba a un desgaste con el que no estaba conforme; y, sobre todo, porque se plantó en las oficinas del Bernabéu solicitando ocho millones limpios por temporada (cobraba cuatro entonces).

El Madrid subió su oferta hasta los seis millones, cantidad insuficiente para el jugador, y Jorge Mendes, su intermediario en Europa (contaba con otro agente argentino, Eugenio López) intentó su traspaso al PSG. Pero el club parisino contaba entonces con una sanción de la UEFA por saltarse el fair-play financiero con acuerdo de patrocinio hinchados y tenía un límite de gasto para incorporar jugadores en el que no cabían los 75 millones que pedía el Madrid (lo que le había costado James desde el Mónaco). Se sugirió una cesión con opción de compra obligatoria un año después, pero el Madrid desechó esa fórmula y Di María acabó saliendo al Manchester United, que pagó lo que pedía el Madrid y el salario que quería Di María. Aunque fue por poco tiempo: un año después, dio el salto a París, como había intentado desde el principio.

Di María, presentado con el PSG.

5. Mbappé eligió París

El pasado verano, último capítulo del choque entre ambos clubes en el mercado. Mbappé revolucionó Europa con su tramo final de temporada 2016-17 en el Mónaco y todos los grandes del Viejo Continente se pegaron por hacerse con sus servicios. El Madrid contactó el primero y contaba con el beneplácito del jugador, seguidor madridista desde niño y cuyo ídolo es Cristiano. Pero el padre del delantero frenó la opción, preocupado porquela bbC cerrase el camino a la progresión de su hijo, insinuando que sólo una salida de uno de los tres integrantes posibilitaría su aterrizaje en el Madrid.

Tampoco ayudó que Mbappé solicitase cobrar 12 millones limpios por temporada, muy por encima de los siete a los que podía llegar el Madrid para no romper el "ecosistema" del vestuario, como suele decir Florentino Pérez. Finalmente fue el PSG el equipo elegido por el ariete, natural de Bondy, barrio de la periferia de París. Para burlar el fair-play financiero, el equipo francés le adquirió comocedido con opción de compra obligatoria de 180 millones de euros. Un escándalo de traspaso a cambio de un jugador de 18 años en el que el Madrid prefirió no meterse, el tiempo dirá si con razón o sin ella.

Al Khelaifi y Mbappé.

0 Comentarios

Normas Mostrar