OPEN DE AUSTRALIA

Federer engrasa la máquina con un paseo de dos horas

El suizo ganó, casi sin despeinarse, al húngaro Fucsovics (6-4, 7-6 (3) y 6-2) y se enfrentará en cuartos a Tomas Berdych, que superó sin próblemas a Fabio Fognini (6-1, 6-4 y 6-4).

Melbourne
0
Roger Federer contra Marton Fucsovics.
SAEED KHAN AFP

Roger Federer nunca se había enfrentado a Marton Fucsovics (25 años y 80º del mundo), pero sí a su entrenador, también húngaro, Atilla Savolt (41). Casualmente fue en el Abierto de Australia de 2002, con victoria del suizo en segunda ronda: 19 años y 19 títulos de Grand Slams después sigue dominando en el torneo. El maestro se dio otro paseo de dos horas y tres sets y ganó con cierta comodidad, cuando quiso, por 6-4, 7-6 (3) y 6-2. El mayor mérito de Fucsovics fue pelearle la segunda manga a Federer en la muerte súbita tras levantar un punto de set. Lo demás, entrenamiento para el ganador cinco veces en Melbourne.

Con 36 años y 173 días, el Genio de Basilea es el jugador más viejo que alcanza los cuartos de final del campeonato desde Ken Rosewall en 1977 (43 y 59). Otro registro de los muchos que suma Federer cada vez que pisa una pista de tenis. Aquí va a por su 20º título de Grand Slam y ha llegado 53 veces a estas alturas de competición en la historia de los cuatro grandes. Hay más cifras, pero no les aburriremos con ellas.

El partido contra Fucsovics lo resolvió con 34 golpes ganadores y sin su recurrir a una precisión quirúrgica para colocar los golpes (28 errores no forzados). Unas cifras con las que solo él puede ganar con tanta facilidad. Buenos saques y superioridad en las subidas a la red fueron los otros componentes de su receta vencedora.

El miércoles se las verá con Tomas Berdych, que ganó con igual facilidad al italiano Fabio Fognini (6-1, 6-4 y 6-4) y ha llegado en plena forma a esta cita. El checo y el helvético son veteranos y viejos conocidos. Se han enfrentado 25 veces (19-6 para el segundo). Este será el primer envite serio que le hagan al campeón de 2017. Berdych falló poco (20) y controló el partido si apuros, en poco más de dos horas. Es su mejor torneo en términos de balance victorias-derrotas (44-14) y de cuartos de final disputados (7 con el de este año).