SELECCION ESTADOS UNIDOS

La falta de química influyó en el fracaso de la Selección Estadounidense

El exgerente Bruce Arena comentó sobre el factor crucial que afectó en la selección estadounidense para asegurar un lugar en la Copa del Mundo.

Estados Unidos
0
La falta de química influyó en el fracaso de la Selección Estadounidense

El exgerente de la Selección Nacional de Estados Unidos, Bruce Arena, lamentó la falta de química que el equipo padecía, factor que influyó para que los estadounidenses lograran el empate frente a Trinidad y Tobago y tener su lugar en la Copa del Mundo 2018.

Comentó que en el triunfo dramático de 2-1 que tuvieron los de las barras y las estrellas en la Copa Oro de 2017 sobre Jamaica, se sintió bien con el conjunto, sin embargo, fue un escuadrón ausente de la gran mayoría de los jugadores europeos.

La reintroducción en septiembre de los futbolistas que militan en el viejo continente, más las lesiones de jugadores como John Brooks, Jordan Morris y Sebastian Lletget, entre otros, inyectaron volatilidad en el grupo, circunstancia que afectó para tener la química correcta.

Tras esto, Arena expresó que parecía que no todos estuvieran en la misma página, ni con la mentalidad correcta, ni la comprensión de lo que se trataba, añadiéndole que no tenían los jugadores más talentosos, mientras que otros atravesaban por lesiones.

Dijo que solo un jugador apareció en el partido de Trinidad y Tobago y fue Christian Pulisic, quien pudo ser iniciador de la selección en la Copa del Mundo del 2002. Para Arena, un equipo de calidad con química correcta lucha en el juego y obtiene puntos, lo cual fue decepcionante para él en los juegos contra México y Costa Rica. Mucha presión se acumuló en algunos jugadores.

Sin embargo, la culpa no sólo fue de Arena y la actitud y el nivel de talento de ciertos jugadores estadounidenses, sino también de Klinsmann, el desempeño grupal en el día e incluso las elecciones de las redes sociales de la federación al analizar las razones del fracaso más significativo en la historia del futbol estadounidense.

Al final los errores cometidos fueron un fracaso colectivo, por parte de las autoridades del futbol americano que extendieron a Klinsmann, Arena y sus jugadores, gente del desarrollo del talento y otros.

Arena asumió la culpa y renunció al cargo que tenía dentro de la selección, donde respondió que no le avergonzaba porque como cuerpo técnico, equipo y organización pusieron todo lo que tenían estando en una posición difícil para que conjunto calificara.