El año de Isco: Del Bosque no lo quería, ahora es líder para Rusia

SELECCIÓN

El año de Isco: Del Bosque no lo quería, ahora es líder para Rusia

Isco celebra un gol a Italia.

FELIPE SEVILLANO

DIARIO AS

El centrocampista del Real Madrid no estuvo en la lista de 23 convocados para la Eurocopa de 2016. Ahora, es imprescindible para Lopetegui.

La llegada de Julen Lopetegui a la Selección transformó completamente la situación de Isco en el combinado nacional, después de que el malagueño hubiese sufrido una de las grandes decepciones de su carrera al quedarse fuera de la lista de Vicente del Bosque para la Eurocopa de Francia en el mes de junio de 2016.

El técnico vasco ya había dirigido al centrocampista del Real Madrid en la selección Sub-21, donde fue pieza básica en la Eurocopa levantada en 2013 en la que Isco marcó un gol en la final contra Italia. Desde su llegada, Lopetegui contó con el jugador pese a que no vivía su mejor momento en el Real Madrid. Ahora, se ha convertido en una de las grandes estrellas del equipo y su lugar en el once es indiscutible. 

Isco no viajó a la Eurocopa de Francia pese a que su presencia en la convocatoria de 23 jugadores se daba casi por asegurada. Después de haber participado en los dos partidos amistosos de marzo, contra Italia y Rumanía, Del Bosque descartó al jugador del Madrid y convocó a San José, Bruno, Busquets, Koke, Iniesta, Cesc, Thiago y Silva para el centro del campo. Ya se había quedado fuera del Mundial del 2014 pese a sus 11 goles durante la temporada con el Real Madrid, aunque en aquella ocasión los Busquets, Xavi, Xabi Alonso, Cesc, Iniesta, Mata, Silva, Koke... parecían dejarle sin sitio. 

Isco contra Italia.

Lopetegui recogió a la Selección después del torneo y demostró su confianza en Isco desde el primer momento. El jugador no estuvo en la primera lista contra Bélgica y Liechtenstein por lesión. En la segunda convocatoria, contó con minutos ante Albania y posteriormente también entró desde el banquillo contra Macedonia, Inglaterra e Israel. Mientras, Isco no disfrutaba de los minutos deseados por el seleccionador en el Real Madrid. Pese a esto, fue titular por primera vez con Lopetegui en el amistoso contra Francia el pasado marzo, cerrado por victoria por 0-2. Desde entonces no ha perdido su lugar en el once.

Isco ha sido titular en los últimos cuatro partidos clasificatorios para el Mundial, disputando tres de ellos completos y cerrando todos con victoria aportando en la consecución de algún gol de forma decisiva, con un total de cuatro tantos anotados y dos asistencias. En la difícil victoria contra Macedonia, el centrocampista dio el pase de gol a Diego Costa que ponía el 0-2 en el marcador con una fantástica maniobra en la que el delantero del Atlético solo tuvo que empujar el esférico al fondo de la portería. Ya en septiembre, Isco se erigió como la gran estrella del mejor partido del grupo, contra Italia en el Santiago Bernabéu. Un doblete conseguido con un lanzamiento de falta y con un disparo con la pierna izquierda desde fuera del área que llevó a España a colocarse con un 2-0 a favor en la primera mitad. Morata sentenciaría el partido en la segunda parte. De nuevo marcaría tres días después en la goleada por 0-8 contra Liechtenstein. Por último, vio puerta el pasado viernes contra Albania en la victoria por 3-0 que clasificó matemáticamente a La Roja para el Mundial asistiendo además a Rodrigo en el primer tanto del partido. 

Ahora, España se mide a Israel con los deberes hechos en un partido donde se podrían producir rotaciones. Si todo transcurre como hasta ahora, Isco será una de las grandes referencias de la Selección en el Mundial donde los de Lopetegui tratarán de repetir el éxito logrado en Sudáfrica en el año 2010. La confianza depositada por el técnico en el malagueño le ha servido para crecer en su club, colocándose en la actualidad como un fijo para Zidane en el equipo sumando cada vez más goles que le han llevado a ser el centrocampista más anotador de LaLiga en el año 2017. 

0 Comentarios

Normas Mostrar