Temas del día Más temas

ALAVÉS

Enzo Zidane podrá jugar el próximo sábado contra su padre

El jugador fue traspasado el pasado verano luego no existe ninguna cláusula que lo impida. El Real Madrid se guardó un opción de compra para seguirle muy de cerca.

Enzo Zidane podrá jugar el próximo sábado contra su padre
FELIPE SEVILLANO DIARIO AS

¿Marcará Enzo Zidane un gol a su padre? ¿Podrá ser quien provoque la segunda derrota consecutiva del equipo madridista? Contractualmente esta opción es posible en el encuentro que este sábado disputan el Alavés y el Real Madrid en Medizorroza. A diferencia de lo que sucede con otras canteranos cuando se marchan a cualquier otro equipo de Primera o Segunda, en esta ocasión no existe la llamada "clausula del miedo" que le impide jugar contra el equipo madridista. Luego tampoco el club vitoriano tiene porque abonar cantidad alguna para anular dicho impedimento. Cantidades que en algunos casos han llegado a superar el millón de euros.

El sábado podemos asistir a un momento histórico. Enzo Zidane se enfrentará por primera vez en partido oficial ante su padre Zidane. Uno podría estar en el once del Alavés si el segundo técnico vitoriano Javier Cabello, a falta de firmar un nuevo entrenador, lo considera oportuno. Y enfrente estará seguro su padre posiblemente en el momento "más difícil" desde que se hiciera cargo del equipo madridista el 4 de enero del 2016. Necesita lograr los tres puntos en Mendizorroza para no perder la estela del Fútbol Club Barcelona.

Y esto es posible porque Enzo Zidane fue traspasado este pasado verano al club vitoriano. El compromiso es por dos temporadas con opción a otra más. En este caso, y considerando la progresión del mayor de la zaga Zidane, el club se ha reservado una opción de compra para el futuro.

Gran recuerdo de Mendizorroza

Lo cierto es que el Real Madrid guarda un gratísimo recuerdo de su última visita a Mendizorroza. Fue en la decima jornada de la temporada pasada y el encuentro acabó con goleada madridista 1-4. Tres de ellos fueron obra de Cristiano Ronaldo y el cuarto fue obra de Alvaro Morata aprovechando un gran centro del brasileño Marcelo. Precisamente goles es lo que necesita el Real Madrid en esta nueva visita al estadio vitoriano.