Estás leyendo

El equipo 'B' del Atleti se luce con el 'Cholo'...

Leganés
0
FIN
1
Atlético de Madrid

LEGANÉS 0-1 ATLÉTICO

El equipo 'B' del Atleti se luce con el 'Cholo'...

Un gol del canterano Juan Moreno dio la victoria por la mínima a los rojiblancos frente al Leganés. Debutó Mollejo, de 16 años.

Se terminó el verano para el Atleti. El verano de la FIFA, el verano sin fichajes. Sin nuevos nombres pero sí pruebas, aunque podría no haber pasado. Todo sigue igual que en mayo. Da igual quien lleve el nuevo escudo. Titularísimos, suplentes. Thomas o Saúl, Gabi o Koke, la falta de creación es mal endémico, común si llevas la rojiblanca. Porque, catorce horas después, sólo catorce, el balón rojiblanco rodaba de nuevo, ahora en Butarque. Otro Atleti, absolutamente distinto de los que el día anterior sembraron dudas sobre el césped del Coliseum. Aquellos titularísimos. Estos, con un par de piezas que también, y muchos chavales. Godín, Juanfran y Saúl, por supuesto Saúl. Al fin está de vuelta. Jugó de mediocentro, con Thomas, porque Simeone, en sus pruebas, se había quedado sin jugadores del primer equipo para componer su once y Augusto era central, junto a Godín, y tres canteranos haciendo méritos: Sergi, Keidi y Juan Moreno. El último fue el que acaparó todos los focos. Los de ayer, los de hoy, los del gol.

El partido comenzó como si aquel de hace un año no se hubiese terminado. El Leganés mejor, el Atleti desdibujado en los cambios y con las sábanas pegadas. Mientras despertaba, jugaba a defenderse. Sabe. Y con Godín más. Todos los balones del Lega en el área terminaban en él, como si tuviera imán. En el 14’ esa virtud ya había salvado a su equipo de recibir un gol. Porque se había colado Pirés en el área con una jugada fabulosa y Godín, bajo palos, la había terminado sacando cuando Butarque ya cantaba gol.

Mejor el Lega, asentado, volcado el juego en Eraso, quizá sólo era que estaba despierto. El Atleti no sólo perdía rápido el balón, también con despistes que hace mucho no se le recuerdan. Un balón fácil para Moyá, Godín protege, Guerrero está detrás. Entonces, portero y central hablan pero no se entienden y Guerrero casi se lleva el balón, aprovecha el despiste, el regalo. Hacía unos minutos que el árbitro no había pitado una mano de Juanfran. Los llamados a agarrar el partido por la pechera, ellos, Saúl, no estaban. En el Atlético sólo parecía estarlo Juan Moreno. A Saúl se le notaba la falta de ritmo, la paliza en las piernas. Todavía no era Saúl. Guerrero no dejaba de ser tormento. Cada vez que tocaba un balón era peligro, una alarma roja sonando en la portería de Moyá. Cuidado, cuidado. Correa, su única chispa cojeaba. El Atleti seguía como si ayer no hubiese pasado, sin tirar a portería. 135 minutos ya. Demasiados. El descanso había llegado en Butarque. Justo en el último disparo al aire del Atlético, después de una buena carrera de Vietto. Mientras en Butarque se pedían churros, en la tele un vídeo con los mejores goles de Kun Agüero con el Atleti. Recochineo.

Del banquillo el Atlético salió con un cambio. El primero del Atlético en estos dos amistosos, el movimiento de Simeone. Keidi se quedó en la ducha, entró Rafa Muñoz, que se colocó al lado de Godín, para que Augusto regresara al centro. La consecuencia se palpó enseguida: carrera de Vietto (mal), disparo al portero (mal). Primer remate entre los tres palos del Atlético en partido y medio. Algo. Tan mínimo, pero algo. ¿Señal? Ninguna. Porque Godín volvió a despistarse y Guerrero trató de aprovecharlo esta vez, con un disparo que repelió bien Moyá. Sin que el Leganés asediara, Moyá ya era el mejor. Hasta Thomas fallaba en la entrega y debía solucionar Godín. El área de Cuéllar para el Atleti era el más allá, porque Correa corre mucho y con mucha chispa, pero no mete goles. Y Vietto no acierta los contraataques ni tampoco en los tiros desde su campo al ver a Cuéllar adelantado. Si uno nada, el otro nada de nada.

Y eso que ante sus ojos, una clase práctica, y en vivo, de cómo jugar y tocar. Se la estaba dando el Leganés, en su mejor partido de la pretemporada, con un once que suena al once que comience LaLiga. Aunque, en realidad, su resultado fuera el mismo que el rojiblanco. Cero goles. Entonces llegó la segunda bala del Atleti en el partido, segundo remate entre los tres palos, esa que el Atleti siempre tiene y encaja. No fue un titular, tampoco un suplente, fue un chaval: Juan Moreno. Recoge un centro de Vietto en el área y define a matar ante Cuéllar. Sí. Así tan fácil, eso que a veces tanto cuesta. Se cantó alto en la grada. Butarque, como el Coliseum ayer, era un mini Wanda. El Atleti ya tenía su gol, esa bala que no falla. Atrás Godín volvía a repeler cada jugada como si fuera de acero, dando su particular clase práctica. Don Diego, El Faraón, eterno. Y Simeone seguía mirando a la cantera en sus cambios, por otro lado normal, ningún jugador más del primer equipo tenía. Debutó Mollejo, 16 años, y tuvo una oportunidad a cuatro minutos del final, con control de Sergi y un desmarque exquisito pero remató fuera. Eran los mejores minutos del Atlético. Dominaba y llegaba con peligro. Hubo hasta un palo de Correa. El Leganés, sin físico, con calambres, seguía encontrándose al final de cada jugada con la cabeza de Oblak, o el torso, la espalda, lo que sea, siempre en medio, siempre salvando. O al remate, alma de un defensa que primero fue delantero centro. Lo buscó en la última del partido, falta lanzada por Sergi. Más cantera, la mejor foto que el Atleti envía del final de su verano 2017 en Madrid. Un verano con dudas, pero un verano invicto. Que venga LaLiga, que este Atlético está preparado.

Garitano: "No me gusta perder, pero estoy contento con el equipo"

¿Qué sensaciones le da el partido de hoy?

Buenas. Hemos cumplido el objetivo de que la gente completase 90 minutos, con calidad buena de minutos, de entrenamiento. No hemos tenido, creo, ningún lesionado. La pena ha sido el resultado. A nadie le gusta perder. Pero los objetivos importantes para éste y anteriores partidos se han cumplido. Estamos contentos. Ahora recuperaremos un poco y esperemos llegar el viernes en mejores condiciones.

Se ha enfadado en el gol del Atlético.

Son situaciones de partido que nosotros que tenemos que ir mejorando. Si no… lo pagas cara con cualquier equipo, más con equipos de alto nivel. Pero esto contento con cómo ha jugado el equipo. Hemos hecho una gran primera parte. Podríamos haber ido por delante sin problemas. La segunda parte ha sido bastante buena, sobre todo el primer cuarto de hora. Luego ya hemos bajado porque te entra la fatiga, llegan los errores… pero estoy, insisto, muy contento. Los objetivos marcados se han cumplido.

¿Va a ser diferente el partido de Toledo?

No va a repetir nadie. Tenemos los otros 10 jugadores preparados con la misma idea. Que completen los 90 minutos y que muestren lo trabajado. No sabes lo que el rival te va a hacer y esperamos ahí mostrar lo que hemos ensayado. Ojalá no haya lesionados.

¿Se parece el equipo contra el Atlético el que se verá en la primera jornada?

No lo sé. (Silencio). No lo sé. (Silencio). Hemos ido cambiando cada semana. Jugando de una forma diferente. Cuando decidamos cómo vamos a jugar con el Alavés, lo veremos. A día de hoy tenemos opciones… no sé si de los de hoy veremos a siete, seis, uno…

El equipo ha cambiado el dibujo con dos interiores y un pivote.

Eraso y Gabriel nos dan esas situaciones. En pretemporada hemos jugado de diversas maneras. Esta semana hemos trabajado ésta y en otras semanas nos habría gustado ensayar otras, pero no ha sido posible por alguna lesión. La pretemporada está para eso.

0 Comentarios

Normas Mostrar