REAL MADRID - MANCHESTER UNITED

El Real Madrid 'ficha' a Cristiano en el inicio de su séxtuple desafío

El portugués podría ser incluso titular aunque volvió al trabajo el sábado. Bale, bajo la lupa. Bajas en defensa en el United. Isco y Asensio, alternativas a la bbC.
Josef Martínez se confiesa: Soy hincha del Real Madrid

No conoce el Real Madrid este verano más que etapas alpinas, en las que se ha quedado sin piernas con alarmante frecuencia: United, City, Barça, la selección de la MLS y de nuevo United y Barça en doble ración en el horizonte. Hoy, en el Filipo II de Skopje, levantado en 1947 y remodelado, 50 millones de euros mediante, en 2011, y ante el United de Mourinho inicia un camino que puede hacerle hexacampeón por primera vez en su historia. Un desafío descomunal en un momento de aparente flaqueza.

El Madrid no ha ganado ninguno de sus cuatro partidos de pretemporada y ha reforzado algunos puestos (Ceballos, Theo) a costa de debilitar otros. Dejó ir a Pepe sin la certeza de que Vallejo está maduro. Vendió a buen precio a Morata sin la seguridad de que hay goles en el banquillo. Con James se marchó un pasador de referencia. Y la bbC está bajo investigación. Bale y Benzema no han marcado un solo gol en la pretemporada. De ahí la precipitada convocatoria para esta Supercopa de Cristiano, que volvió al trabajo el sábado y al que quizá llamen como bombero este martes. El portugués le dijo a la jueza que debe resolver si cometió fraude fiscal que en Inglaterra vivía mejor. Al hincha del Madrid no le ha dicho nada. A Zidane le ha dicho que está para jugar.

Parece una temeridad su alineación de salida en esta Supercopa, pero es posible, quién sabe si incluso con Benzema y Bale, cuya línea de crédito continúa inexplicablemente abierta. El que se caiga le abrirá hueco a Isco o Asensio. O a los dos. De ahí hacia atrás jugarán los que le dieron al Madrid la Champions en Cardiff.

Tres títulos menores

Enfrente estará Mourinho, que con el Madrid ganó una Liga, una Copa y una Supercopa que pesaron menos que la controversia que dejó en el club, parcialmente superada. El United no conquista una Premier desde 2013 y se ha manejado torpemente sin la mano de Alex Ferguson. Para sucederle, en conocimiento y autoridad, llegó Mourinho al equipo con mayores ingresos del mundo, según el estudio anual de Deloitte. Su primer intento se quedó muy lejos de las expectativas, con el consuelo de tres títulos menores, Community Shield, Copa de la Liga y Europa League, el último de los cuales le ha metido en la Champions, tras una decepcionante sexta plaza en la Premier.

Recursos no le faltaron. El club de los Glazer gastó 185 millones el primer año (Pogba, Mkhitaryan y Bailly) y 164 este (Lukaku, Matic y Lindelof) en una columna vertebral nueva. Incluso tontea con Bale. En la pretemporada le ha ido bien, con cinco triunfos, una derrota (ante el Barça) y un empate ante el Madrid poco revelador. No coincidieron los titulares de uno y otro. Mourinho ha prescindido de Rooney e Ibrahimovic, jugadores de alta cuna, y maneja la posibilidad de jugar con una defensa de cinco. Todo, en ese discurso sospechosa humildad de que el “Madrid es el mejor equipo de Europa” y de que al United “le falta experiencia”. No estarán Jones, Bailly, Shaw, Young y Rojo y el equipo pivotará sobre Herrera, Matic y Pogba.

El Madrid, muy fiable en estas finales, busca su cuarto título. El United, más rodado, el segundo. Lleva sesenta años siendo un clásico que hoy se sirve en un teatro de pocos sueños. Que Macedonia y la UEFA lo disfruten.

0 Comentarios

Normas Mostrar