Terrell Davis habla sobre el CTE: “Todos tenemos miedo”

NFL

Terrell Davis habla sobre el CTE: “Todos tenemos miedo”

Terrell Davis habla sobre el CTE: “Todos tenemos miedo”

Próximo en ingresar al Salón de la Fama, el exrunning back de los Broncos admite que la situación de daño cerebral es preocupante.

Durante sus siete temporadas en la NFL, Terrell Davis fue una rara mezcla de poder y velocidad. Pero hay un asunto que no ha podido eludir. Y si Terrell Davis no puede esquivarlo, es poco probable que alguien más pueda hacerlo.

Un día antes de ingresar al Salón de la Fama gracias al brillante resultado en sus primeras cuatro campañas como profesional hasta que las lesiones lo convirtieran en un simple mortal, Davis reconoció que incluso 16 años después de jugar su último down aún hay algo que le preocupa de su carrera como jugador de football: CTE.

“No voy a mentir, a todos nos asusta”, dijo en declaraciones al Denver Post. “Nos preocupa porque no sabemos lo que nos depara el futuro. Cuando estoy en casa y hago algo que se me olvida, debo detenerme a pensar: ‘¿Fue porque estoy envejeciendo, o es que no estoy utilizando mi cerebro o son los efectos de haber jugado football? No lo sé”.

Hasta el momento, nadie lo sabe. Pero un estudio reciente realizado por la Universidad de Boston encontró rastros de CTE en 110 de los 111 cerebros donados por exjugadores de NFL. Y aunque ese resultado no es concluyente, tampoco es menos preocupante.

“Sí, estoy asustado, es por eso que intento mantenerme activo lo más posible, mantener la mente en forma”, reconoció.

Durante sus primeras cuatro temporadas, Davis parecía ser el resultado de un experimento científico en el que se mezcló el ADN de Barry Sanders, O.J. Simpson y Jim Brown, después, aparecieron las lesiones que lo limitaron a 17 partidos en los próximos tres años y a un eventual retiro prematuro a los 29 años de edad.

Ahora, con todo lo que se sabe de las lesiones cerebrales y su relación con el repetido impacto en la cabeza, Davis podría estar agradecido de haber jugado apenas 78 partidos en la Liga y retirarse antes de sufrir daños irreversibles… hasta ahora.

Sin embargo, Davis se muestra optimista de que la liga y la ciencia hacen del football un deporte cada vez más seguro. ¿Qué tan optimista? Lo suficiente para apostar lo más preciado a favor del deporte.

“A menudo me preguntan. ‘¿Dejaría jugar a mis hijos?’ Sí, lo haría”, comentó Davis. “Lo haría ahora, hace 10 años tal vez mi respuesta fuera otra. Pero ahora, con la manera en que enseñan a los niños a taclear, el hecho de que identifican las conmociones mucho más rápido, que te debes ausentar un par de jugadas y que ya no hay tantos entrenamientos. Eso está ayudando al football”.

Son pasos en la dirección correcta, pero aún no eliminan el problema. Y por lo mismo, tampoco el miedo.

“Sí, estoy preocupado”.

0 Comentarios

Normas Mostrar