Jon Jones gana con KO a Cormier y recupera su cetro en UFC 214

UFC 214

Jon Jones gana con KO a Cormier y recupera su cetro en UFC 214

Jon Jones celebra su victoria sobre Daniel Cormier en el UFC 214.

Getty Images

Jones ganó por KO en el tercer asalto a Cormier. Ademas, Woodley derrotó a los puntos a Maia por el título wélter y Cyborg noqueó a Evinger por el pluma femenino.
UFC: en vivo

La sal que desprendían las lágrimas de Jon Jones y Daniel Cormier se unieron en el octágono de Anaheim (California), como sus caminos. Ambos habían peleado en 2015, ganó Jones. Después de una intentona fallida se veían, pero el cinturón del semipesado estaba en poder de Cormier. Mucho habían cambiado las cosas, pero Bones se encargó en el UFC 214 de poner todo otra vez a principios del año 2015, justo cuando era el dominador de la categoría. Jones ganó con claridad y deja claro que su leyenda todavía tiene que crecer. KO en el tercer asalto, indiscutible. Sigue siendo el rey.

Jones comenzó imponiendo su estilo desde el inicio. Su mayor envergadura (mide 1,93 por el 1,80 de Cormier) le sirvió para hacerlo. Cormier intentó llevarle al suelo, pero sabía que sufriría y se escapó bien. Su juego era la distancia y percutir con sus grandes brazos. Así lo hizo y le funcionó, pero al final del primera asalto DC cazó a Jones con una gran izquierda que le hizo daño. La balanza se nivelaba. La misma historia se repitió en el segundo asalto, en el rus final Cormier ponía las tablas.

Con el inicio del tercero Cormier comenzó a ser más vertical y lo acabó pagando. Cruzó golpes e iba ligeramente por delante, pero cuando ambos estaban muy pegados se vio sorprendido por la larga pierna de Jones, que impactó a la perfección en la pera del campeón. Estaba tocado y Jones se dio cuenta. Se fue con todo, le tiró al suelo... pero raudo se levantó. Otra rodilla del aspirante desde su casa si le mandó a la lona y ahí no se levantó. Estaba KO y Jones le pegó con todo hasta que lo finalizó. Cormier rompía a llorar, otra vez se estrellaba ante el mismo muro. Mientras, el nuevo campeón lo hizo cuando le pusieron el cinturón, que había perdido fuera del ring. Todo volvía a 2015. Jones volvió a instaurar su monarquía absoluta.

Momento en el que Jon Jones finaliza a Daniel Cormier en el UFC 214.

Woodley dio una cátedra de estratégia ante Maia

El resultado de una pelea es el fruto de muchas semanas de trabajo. Lo que sale sobre el ring se produce después de mucho estudio y Tyrone Woodley dejó de relieve en el UFC 214 que en esa faceta se mueve muy bien. El estadounidense buscaba confirmarse como un campeón sólido... y vaya si lo hizo. Preparó la pelea a la perfección, supo lo que tenía que evitar y lo ejecutó. No hubo color ni en las cartulinas ni en las caras de los dos contendientes. Woodley acabó tras 25 minutos de pleito casi impoluto, mientras Maia acabó con sus dos ojos muy inflamados. Los golpes del campeón fueron letales.

Woodley salió a mandar y Maia no se lo impidió. Fue conectando buenos golpes y el brasileño los asimilaba bien, su estrategia era otra: queíra la pelea en el suelo. Pocos luchadores podrían incomodar a Maia en el jiu-jitsu y a esa tabla se agarró, pero cada vez que la buscaba se le alejaba. Woodley preparó la agilidad, se escapaba en cuanto Maia buscaba el agarre. Ahí mató el combate, porque en pie no había color. Woodley llegaba con sus duros golpes e iba magullando el rostro del aspirante. Las cartulinas estaban claras en el ecuador de la pelea, y el campeón supo nadar y guardar la ropa. Perseguía un golpe de autoridad, lo tuvo... y con nota.

Tyrone Woodley escapa de un agarre que intentó Demian Maia durante el UFC 214.

Evinger sólo pudo correr ante Cyborg

El poderío que demuestra Cris Cyborg sobre un octágono no sólo se ve en los cruces de golpes, también en la actitud de sus rivales. La brasileña vio como Megan Anderson rehusaba pelear contra ella... Tonya Evinger aceptó el desafio, pero lo que demostró sobre el tapiz fue mucho miedo. La estadounidense se olvidó de pegar, y se centró sólo en no recibir mucho castigo. Aguantaba como podía las envestidas de Cyborg y corría. Ese fue su plan. Como no podía ser otra manera falló.

La presión de Cyborg fue asfixiante desde el inicio. Buscaba el poder de sus puños y poco a poco lo fue encontrando. Evinger sólo demostró una cosa en Anaheim, que su capacidad de encaje es alta. Los golpes cada vez eran más certeros y para el KO sólo había que esperar. Evinger se recuperó de una buena derecha en el tercer asalto, pero un rodillazo poco después la dejó encogida sobre la lona. Cyborg se fue a por ella y el árbitro, acertadamente, paró el combate. No había color, Cyborgg es la luchadora más dominante y lo volvió a dejar claro. Se ciñó el título del peso pluma a su cintura, primer entorchado para ella. Quiere y puede marcar época.

Cris Cyborg impacta con su rodilla en el cuerpo de Tonya Evinger durante el UFC 214.

0 Comentarios

Normas Mostrar