Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

Celta, te quiero; Juventus, te quiero más

Celta, te quiero; Juventus, te quiero más

Esto no es necesario y ya se ha convertido en algo normal. Cristiano lleva, durante los dos últimos años, agrediendo a diestro y siniestro.

¿Pero, qué pasa aquí?

Simón, Alves, Cases, Molinero, Orban, Ceballos, Koke y no sé a cuántos más. Y ayer, Lenglet.

No sabíamos que se podía ir pegando a los rivales.

Ah vale, vale... qué bueno, pues todo bien.

Para la siguiente temporada, vamos a dar unos cupones, de esos con puntitos para cortarlos con las tijeras, a jugadores como Messi o Suárez, para que puedan dar codazos y bofetadas a doquier. Y cada vez que den uno, pues recortan el cupón y se lo dan al asistente.

¿No hay ningún comité que sancione a jugadores que pegan a otros?, ¿no? y ¿cuánto cuesta comprar uno? seguro que en Amazon se puede comprar. Me dicen que venden de todo.

Ojo, que todos los delanteros están cansados de que les peguen y les metan patadas pero no es causa para cobrarse la venganza propia.

Y mientras tanto, hoy la performance de Digne ha sido una de las mejores que se recuerda, al nivel de Marina Abramovich en el MOMA.

El caballero ha salido y se le han colado por detrás, delante, arriba y abajo.

En el minuto seis, se le han metido por la espalda y mientras la tarjeta roja se olía en Las Palmas, el árbitro ha mirado a otro sitio, pero, calla, que ha seguido el show de Digne, con un codazo que ha medio dejado KO al oponente y, aquí, no ha pasado nada. Era tarjeta amarilla de las que te duele de verlas de lo amarillas que son. La segunda.

Y cuando ya todo parecía que no podía ir a más (o a menos, en este caso), ha hecho un despeje dentro del área regalándosela al atacante de Las Palmas, quien ha chutado fuera

¿Alguien más falta? Pues claro André Gomes y Alcácer. Cuando estaban a punto de entrar y he quitado la tele.

Me he ido a pasear por el mar y a pensar si el Neoclasicismo como movimiento artístico supera al Realismo de Courbet o al Eclecticismo visceral del siglo XIX.

Y ya está, que le tomen el pelo a otro

Entre uno que pega y el otro que es un performer, la casa por barrer.

Celta, te quiero.

Juventus, te quiero más.

0 Comentarios

Normas Mostrar