Wanderers se salva y Cobresal desciende a la Primera B

Wanderers - Cobresal

Wanderers se salva y Cobresal desciende a la Primera B

En un partido vibrante y lleno de nervio, los caturros igualaron 1-1 en Valparaíso, y sellaron la caída de los mineros a la Primera B después de 15 años.

Cobresal igualó ante Wanderers y selló su descenso a la segunda división del fútbol chileno. El cuadro minero dio pelea en Valparaiso, pero no le alcanzó para el milagro y volverá a la categoría de plata después de 15 temporadas. Un triste final para un equipo que alcanzó hace dos años un histórico título y ahora se despide de la máxima categoría. 

El cálculo era sencillo, la tarea no. Cobresal necesitaba ganar los dos partidos que le restaban para salvarse y esperar que Wanderers no sumara tres puntos. El escenario convertía el duelo en Elías Figueroa en una final, y así se jugó. Tensión, nervio, drama y caos se vivió en la Quinta Región.

Wanderers, presionado por los malos resultados, comenzó mejor el encuentro. Un error grosero del portero Sebastián Cuerdo le permitió a Óscar Opazo abrir la cuenta a los seis minutos, y descomprimir el ambiente en un equipo que sumaba cuatro derrotas en los últimos cinco partidos.

Parecía que la ventaja era suficiente para los dirigidos por Silvio Fernández. Wanderers jugaba mejor, manejaba los tiempos, y se generaba algunas ocasiones ante un equipo visitante que le costó digerir el golpe. Levantarse.

Pero en un momento lo tenía que hacer Cobresal y eso ocurrió en la segunda mitad. El elenco minero alcanzó la igualdad de la mano de Ever Cantero. El delantero aprovechó un pelota suelta en el área y definió con potencia para batir al arquero Gabriel Castellón a los 51 minutos.

Wanderers tuvo la oportunidad de reponerse rápido, pero Cuerdo tuvo su revancha. El arquero, triste protagonista del primer gol caturro, estuvo notable a los 56' para adivinar el disparo penal de Javier Parraguez y mantener la esperanza de su equipo hasta el final.

Cobresal lo intentó después de eso. Con más de media hora por delante, hizo lo que pudo para cambiar su suerte, pero no tenía mucho. Wanderers defendió con nervio y algunas dudas, pero le alcanzó para despejar cada uno de los escasos ataques mineros. Castellón salvó con el pie la más clara que tuvo, y con la lesión de Cantero se agotaron las últimas chances.

0 Comentarios

Normas Mostrar