Robo, robo, robo

Robo, robo, robo

Miami

El partido del Madrid vs Bayern será recordado como uno de los mayores robos de la historia del fútbol.

Ni es el primero ni será el último, hay muchos, como el gol de Mijatovic en fuera de juego o, sin ir más lejos, la mano clarísima de Sergio Ramos en el área del Madrid en la final contra el Atlético el año pasado. Podríamos escribir libros.

Los alemanes se mostraron, en todo momento, muy serios y disciplinados, mientras el Madrid jugaba sin Ronaldo ni Benzema, Isco lo hacía todo.

Los dos equipos habían tenido sus oportunidades pero el árbitro y sus asistentes han, una vez más, beneficiado escandalosamente al Madrid, en tres jugadas clave.

La primera, la entrada de Casemiro que era la segunda amarilla, el árbitro se pone la mano en el bolsillo para sacarle la tarjeta y, al ver que es Casemiro, se la guarda. Es-can-da-lo-so.

La segunda, la segunda amarilla a Arturo Vidal que ni toca al jugador del Madrid y el árbitro expulsa al jugador chileno y deja al Bayern con diez.

Por último, gol en fuera de juego clamoroso de Ronaldo quien la controla con el brazo. Es de un grado tan superlativamente kafkiano que hasta el más ciego, ha visto el atraco a mano armada. Es una cosa de locos.

Esperemos que Kassai duerma tranquilo y contento y coja rápidamente, el tren o el avión y arbitre al Barça mañana y se porte, como mínimo, igual de bien que lo ha hecho hoy.

Una muesca más y llevan miles.

0 Comentarios

Normas Mostrar