Cachetada de los Cavs en Boston: en el Este manda LeBron

CELTICS 91 - CAVALIERS 114

Cachetada de los Cavs en Boston: en el Este manda LeBron

Cachetada de los Cavs en Boston: en el Este manda LeBron

David Butler II

USA Today Sports

Cleveland pasa por encima de los Celtics para dar una puñalada mortal a su rival de cara al liderato en la Conferencia Este.
Final en vivo: Cavs vs Celtics, juego 5

El balonazo que Kevin Love se llevó durante el calentamiento acabó volviéndose en contra de unos Celtics que fueron arrasados en el TD Garden. "Aquí mando yo", vino a decir LeBron James, autor de 36 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias. Una actuación con la que abanderó el puñetazo que sus Cavaliers asestaron a Boston (91-114). Quien esperara un duelo tenso, reñido y emocionante como antesala de los playoffs se llevó un chasco. El liderato del Este estaba en juego, pero en ningún momento amenazó con cambiar de mando. Con cuatro partidos por jugarse, los campeones tienen un partido de ventaja y los duelos directos ante los verdes a favor (3-1). Que Cleveland no concluya como cabeza serie en la Conferencia sólo depende de ellos mismos.

RELACIONADO | Thompson: fin a la racha más larga de partidos jugados

Aunque a decir verdad, por lo mostrado anoche la diferencia entre ambos equipos sigue siendo notable. Cierto que únicamente es un partido, pero por lo que había en juego (el valor emocional era mucho mayor para los Celtics) y con las sensaciones transmitidas, la idea del Este como cortijo de LeBron vuelve a ondear sobre nuestras cabezas. Habrá que esperar a los playoffs para refutar esta vieja teoría, pero cuesta imaginar a estos Celtics, Wizards o Raptors suponiendo una serie amenaza para los de Ohio. Sobre todo si estos se reencuentran con su mejor versión. Están en camino. El tercer cuarto de la noche anterior ante los Magic y el segundo y tercero en Boston son buena prueba de ello.

"No supimos aprovechar la oportunidad", admitía el mejor en los locales, un Isaiah Thomas que aportó 4 rebotes y 6 asistencias. "Fueron mejores en todo. No pudimos hacerles frente", resumía Brad Stevens. Superados en defensa y luciendo la habitual hemorragia en el rebote (38-51), su equipo fue incapaz de encontrarse cómodo en ataque. Al contrario que los pensamientos de LeBron, quien en la previa restó importancia al partido al recalcar que aún estamos en Regular Season, sí fue un encuentro de playoffs. Al menos dio es impresión viendo a Cleveland. Y también a LeBron: +31 para los suyos con él en los casi 40 minutos que estuvo sobre el parqué (ha jugado 128 en las cuatro últimas noches). No hay descansos para el Rey.

0 Comentarios

Normas Mostrar