Visita de Adrian Peterson a los Patriots no culmina en contrato

AGENCIA LIBRE

Visita de Adrian Peterson a los Patriots no culmina en contrato

Visita de Adrian Peterson a los Patriots no culmina en contrato

Getty Images

El corredor agente libre visitó a los campeones y dejó Foxboro sin alterar su situación laboral

Ciudad de México

Sean McDermott puede encender un puro y relajarse en Buffalo, Adam Gase puede salir a celebrar a South Beach, y Todd Bowles, bueno, Bowles tiene demasiados problemas en los Jets como para pensar en festejar. El Este de la AFC está de plácemes con la noticia de que Adrian Peterson entró y salió de Foxboro con su estatus de desempleado aún intacto.

El reporte del fin de semana de que el ex MVP visitaría a los campeones New England Patriots había causado pánico dentro de la división _ que ya tiene suficiente con la noticia de que Tom Brady quiere jugar seis o siete años más _ y terror dentro del resto de la liga.

Pero todo fue un mal sueño, una pesadilla de esas que dejan urgente la adquisición de una protección para el colchón.

O tal vez no.

Peterson es un corredor con 32 años recién cumplidos y con tres procedimientos mayores en la rodilla. No es coincidencia que siga sin trabajo a un mes de que inició la agencia libre, no cuando entre tus credenciales se incluyen 4 selecciones All-Pro, una temporada de 2,000 yardas y el puesto 16 en la lista de yardas por tierra.

Sí, se sabe que Bill Belichick ha apostado por jugadores de ese perfil en el pasado, como el caso de Albert Haynesworth y el de Chad Ochocinco, y en la mayoría de los casos ha perdido. Si Peterson todavía tiene combustible en el tanque, Belichick no fue capaz de determinar qué tanto.

Y no solo Belichick, hace unas tres semanas, Peterson visitó a los Seahawks y también salió de ahí sin un contrato, lo que solo puede significar una cosa: que el producto que ofrece Peterson no vale el precio que está en la etiqueta.

Es entendible que Peterson se considere a sí mismo como un corredor de elite, lo fue hace apenas dos temporadas cuando ganó 1,485 yardas por tierra, y se le pagó como tal el año pasado, 12 millones de dólares a cambio de sus 72 yardas en tres partidos.

Si Peterson quiere trabajo el próximo año tendrá que bajar sus pretensiones económicas y aceptar un contrato con un salario base bajo, repleto de incentivos de rendimiento.

Pero la visita del lunes a Foxboro no fue del todo en vano.

Además de infundir el pánico alrededor de la NFL, para Adrian Peterson la visita sirve para echar a andar el mercado, para mantener su nombre en las noticias y enviar el mensaje de que no está dispuesto a compartir la titularidad, pues New England cuenta con Dion Lewis y James “The Real SB MVP” White aún bajo contrato. Muy bajos contratos, por cierto.

Para los Patriots, tener a Peterson en las instalaciones pudo ser un mensaje para LeGarrette Blount, de que no encontrará mejor lugar que Nueva Inglaterra. Ya ha ido antes a otros equipos y en ninguno ha gozado del éxito que tuvo con los Patriots. Tiene una oferta sobre la mesa, y conociendo a Belichick, esa oferta no es indefinida y el equipo tal vez no esté dispuesto a operar bajo los tiempos de Blount. Peterson tal vez fue un señuelo, pero tal vez la próxima vez si busquen un reemplazo de verdad.

O tal vez, los Patriots firman a Peterson en un futuro y el resto de la NFL necesita cambiar de colchón.

 

 

0 Comentarios

Normas Mostrar